Opinión.

 

Más de mil millones de pobres y miserables; PNUD y ONU sirven para un carajo.

 

Por Pedro Echeverría V.

1. La ONU fue fundada en 1945 y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) veinte años después. Y así, alrededor de la ONU funcionan cientos de organismos dependientes de ella que, al parecer sirven para un carajo. Cada vez que se reúnen los cancilleres o representantes de cada país para “analizar, discutir y aprobar” salen resolutivos que al parecer sólo sirven para justificar gobiernos y dilapidación de presupuestos para que en las siguientes reuniones se haga lo mismo.

¡Qué manera más elegante y cómoda de derrochar recursos públicos por quienes se dedican a viajar en todo el mundo para participar en una serie de reuniones que sólo benefician a los gobiernos en turno de cada país! Como PNUD, OMC, FAO, OMS, UNESCO, FMI, BIRF, OIT y demás organismos que redactan magníficos documentos y proponen soluciones que sólo quedan en el papel. Eso es lo que demuestra la declaración de Helen Clark, directora del programa de Naciones Unidas.

  • miserables
  • Mil millones de pobres y miserables.
  • 2. Revisando me he encontrado que en septiembre del 2000, en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, se reunieron Jefes de Estado y de Gobierno para reafirmar su fe en la ONU y su Carta como cimiento de un mundo más pacífico, más próspero y más justo. Declararon que “en la actualidad están sometidos más de 1.000 millones de seres humanos; que su objetivo es reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de habitantes del planeta cuyos ingresos sean inferiores a un dólar por día y el de las personas que padezcan hambre; igualmente, para esa misma fecha, reducir a la mitad el porcentaje de personas que carezcan de acceso a agua potable o que no puedan costearlo. Hoy se publica que en el mundo aún hay 1.000 millones de pobres pese a los avances de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que han alcanzado grandes resultados en China, destacó este miércoles en Bogotá Clark, directora global de PNUD.

    3. En lo que se anunció en su tiempo como “Declaración del Milenio” no sólo se dijo que en 15 años se reduciría el número de pobres a la mitad, sino que también se velaría para que en 2015 los niños y niñas de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria y por que tanto las niñas como los niños tengan igual acceso a todos los niveles de la enseñanza. La realidad no es que la Declaración de Milenio haya sido una locura difícil de lograr, sino que han sido los gobiernos los que irresponsablemente no han hecho nada o han hecho lo contrario. Ni los niños/as terminarán en otros 15 años terminarán la primaria completa ni mucho menos lograrán igual acceso a todos los niveles de enseñanza. ¿No sabía acaso que la UNESCO desde que fue fundada ha exigido a todos los países en desarrollo como México que por lo menos inviertan el ocho por ciento de su PIB a educación y México sólo ha invertido la mitad?

    4. Así que el llamado “programa para el desarrollo” que después de 13 años recuerda que siguen existiendo más de 1,000 millones de pobres, miserables y hambrientos, de los poco más 7 mil millones con que cuenta el mundo, al faltar sólo dos años, demuestra el completo fracaso de la “Declaración del Milenio”. ¿Qué decir de otros puntos que dicen que para el año 2020, habrá mejorado la vida de por lo menos 100 millones de habitantes de tugurios, como se propone en la iniciativa “Ciudades sin barrios de tugurios”? o el hecho de “hacer todo lo posible por que el Protocolo de Kyoto entre en vigor” antes del décimo aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, en el año 2002, e iniciar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero? Ni los “tugurios” se han reducido en número y mucho menos se ha cuidado la contaminación del medio ambiente. Lo que se ha anunciado es el empeoramiento de la contaminación.

    5. La directora del PNUD destacó los logros alcanzados por China, país donde dijo “han sacado a millones de la pobreza”. Que “A China le ha ido muy bien al superar todos los estándares”, puntualizó el miércoles en Bogotá la “Conferencia global sobre los logros en los Objetivos del Milenio”, que reúne hasta el jueves a 120 expertos de 50 países. Pero Clark también destacó los avances de Brasil e India en la erradicación de la pobreza diciendo que en el caso de India resalta un programa que llega a 46 millones de hogares rurales; pero también destacó avances por la erradicación de la pobreza en México sin decir que aquí la pobreza y la miseria se ha incrementado en las estadísticas y en la realidad, a pesar de los discursos gubernamentales. En cuanto al país anfitrión, Colombia, para no enojar al gobierno de Manuel Santos, culpó de manera incorrecta y tramposa a la guerrilla de la FARC como si en sus manos estuviera acabarla.

    6. La realidad es que todos esos organismos internacionales, la ONU misma, han estado totalmente dominados por los intereses de los EEUU. En alguna parte de la “Declaración del Milenio” se pide solidarizarse con el pueblo africano para que salga de su miseria, cuando en realidad en los últimos cuatro años las invasiones y las guerras promovidas por los EEUU y Francia contra varios países de ese continente, han estado a la orden del día. Así que se dice fácil: “1000 millones de pobres y miserables en el mundo”, mientras poder y riqueza se concentra en las empresas multinacionales y gobiernos de los siete o 20 veinte grandes en el mundo. Aquí sí me parece casi imposible una revolución mundial antes de revoluciones nacionales o regionales. Sin embargo, aunque ni China, ni Rusia, ni India, ni Brasil (el BRIC) son países socialistas, la competencia mundial en que están imbricados con los EEUU, Inglaterra y Alemania, puede crear expectativas de cambio importantes para los pueblos del mundo.