Opinión.

 

¿Imposición legislativa a grupos étnicos o democracia?

 

Por Jesús Russell Mariano*/APIM.

Año de elecciones en Oaxaca,  diputaciones locales y municipios en pugna, sin embargo, existe una situación que poco se analiza, la distribución de las curules en el recinto legislativo. Quizás muchos se pregunten el porqué de mi señalamiento, y no es para menos, pero también debieran de preguntarse por qué existen 152 municipios que se designan por el sistema de partidos y también existen 418 municipio electos por usos y costumbres.

No es nada extraño que los municipios designen sus formas de elección que mejor convenga a la población, lo que si envuelve una gran interrogante es la elección de los representantes a la cámara de diputados del congreso local, dada las circunstancias de la diversidad étnica en la Entidad, lo más lógico será que el mismo porcentaje de escaños sean electos por el sistema de partidos y por el sistema de usos y costumbres respectivamente.

Así también, se entiende que la distribución o métodos de elección aplicados en una misma contienda generan mayores problemas de coordinación y certeza, sin embargo, también es cierto que el sistema usual de partidos no cubre la demanda de representación, y menos aún en elecciones intermedias, pues el abstencionismo se eleva hasta en un 70%, ello quita legitimidad a todo representante público electo con un mínimo de votos.

  • votos
  • .
  • El punto central de mi escrito lo baso en la representación de los grupos étnicos, esos 418 Municipios que se eligen por usos y costumbres y planteo las siguientes interrogantes ¿Dónde queda su representación en el congreso local? O ¿Es que poco interesa a la llamada “Democracia” Oaxaqueña que estos grupos tengan representación efectiva en el parlamento? Por otra parte es necesario exponer que el número de la población de los 152 municipios electos por el sistema de partidos hace un claro balance con el número de habitantes de los municipios electos por usos y costumbres, cabe señalar que los municipios electos por este último sistema su población es menor, es decir que podremos hallar municipios de 5 mil habitantes aproximadamente, tema que abordaré en mi próximo análisis. Sin embargo, planteando la premisa de representación e igualdad de oportunidades de participación les correspondería el 73 % del total de los escaños asignados en el congreso local, basándonos específicamente en el número total de municipio en el Estado.

    Desistiendo del comparativo numérico de los municipios, la representación étnica en el Parlamento Local es nulo si nos basamos en la designación federal decretada en el 2005 donde se designaron 25 distritos considerados como “indígenas” es lamentable que Oaxaca siendo uno de os Estados con mayor número de pueblos étnicos dentro de su territorio no se tengas distritos específicos para este alto porcentaje de la población y tampoco se tengas indicios de querer otorgar espacios, con formas de elección adecuadas a las necesidades de la población étnica, la muestra más clara del acaparamiento lo pudimos observar en el registro de precandidatos a diputados locales promovidos por los partidos políticos, algunos hicieron énfasis en la participación independiente bajo sus normas y premisas partidistas imposibilitando a todo pueblo que rechaza el actuar partidista a tener un candidato que contienda en igualdad de condiciones con el resto de los candidatos, he la más clara imposición de lo que suele llamarse democracia.

    Frente a tales prácticas ¿Dónde queda la identidad y orgullo cultural de Oaxaca? únicamente se resalte en temas turísticos, para bailes en la Guelaguetza, y no así, para tener representación, y que hablar de participación si con estas prácticas sobran las palabras para describir la imposición legislativa para este sector de la población, no basta una comisión de asuntos “Indígenas” cuando los pueblos demandan escuelas, respeto a sus tierras, no más discriminación, no más segregación, ellos exigen participar, ellos, como todos tienen derecho y deben participar, si eso pasa hablaremos de Democracia, caso contrario seguiré señalando el autoritarismo y la imposición que “legalmente” se practica en la entidad pues no encuentro otro calificativo para tales acciones.

     

    * Politólogo, Asociado-Consultor de Consulting & Research Estadística Aplicada.
    E-mail: russellsms@hotmail.com