Opinión.

 

GOBIERNO MUNICIPAL Y AMBULANTAJE EN HUAJUAPAN.

Por Martín Carlos Ramales Osorio/APIM .

En muchas ciudades pequeñas y medianas de la Mixteca oaxaqueña, tanto en la alta como en la baja, estamos asistiendo los ciudadanos a presenciar fenómenos socioeconómicos tan propios de los agitados y convulsos tiempos que vivimos hoy en día: el aumento inusitado del desempleo con el concomitante aumento de la pobreza y la marginalidad. Lo anterior, como resultado de la ausencia de políticas públicas a todos los niveles (municipal, estatal y federal) para generar oportunidades de empleos bien remunerados a la población en edad de trabajar y económicamente activa.

Antes, más bien, las políticas económicas implementadas desde diciembre de 1982, cuando llegaron los tecnócratas neoliberales a gobernar el país, han privilegiado los tan traídos y llevados, y presentados como éxitos reales de gobiernos priístas y panistas, equilibrios macroeconómicos, tales como el mantenimiento de una inflación baja y estable (que no lo es tanto), la generación y el mantenimiento de un superávit en balanza de pagos (que se ha logrado gracias a la contratación de deuda externa y a importantes entradas de capital extranjero especulativo, la llamada inversión extranjera de cartera, a nuestra economía), la generación y el mantenimiento de un superávit presupuestal (que se ha logrado gracias al recorte de cuantiosos recursos a programas sociales de suma importancia para el desarrollo socioeconómico del país) y al mantenimiento de un peso fuerte (que en los últimos años, y a raíz de la crisis financiera y económica internacional de 2008-2009, ha enfrentado severos ataques especulativos que lo han hecho tambalear frente al dólar, minando un tanto las reservas internacionales prestadas que mantiene el Banco de México en sus bóvedas y sótanos).

  • ambulantres
  • GOBIERNO MUNICIPAL Y AMBULANTAJE EN HUAJUAPAN.
  • Ante esas políticas económicas implementadas, el desempleo, la pobreza y la marginación no han hecho más que aumentar y aumentar, generando graves problemas como el aumento de la economía informal e ilegal. Entendiendo como economía informal el ambulantaje en todas sus manifestaciones y expresiones, desde los taxis irregulares hasta Las Marías, llamadas así despectivamente por una sociedad profundamente racista como lo es la mexicana, que venden frutas y verduras en las banquetas de las estrechas calles de una ciudad como Huajuapan.

    De la economía ilegal ni que decir, la delincuencia en todas sus manifestaciones se ha multiplicado por doquier: narcomenudeo, robos a casas-habitación, trata de blancas, secuestros, fraudes por teléfono e Internet se han convertido en verdaderas pesadillas para la población, ante la mirada indiferente y complaciente de las autoridades municipales encargadas de la seguridad pública de la ciudad. Antes, más bien, el cabildo municipal, presidido por el lector de noticias Francisco Círigo Villagómez, de extracción panista, como por arte de birlibirloque decidió desaparecer la Regiduría de Seguridad Pública del Municipio, como diciendo: ¡sálvese quien pueda!

    Hoy vemos con preocupación, los ciudadanos que alguna sensibilidad social guardamos a pesar de los pesares y en medio de todo este panorama de tonos muy oscuros y grisáceos, cómo se multiplica la economía informal por toda la ciudad sin que la autoridad municipal acierte en nada más que a reprimir. Un grupo de personas que vendían artesanías en el jardín municipal, específicamente mujeres, fueron desalojadas de manera prepotente por la policía municipal. Desalojo que el sindico procurador, Rivelino Velasco Merlín, que en un cabildo municipal que desaparece regidurías como por arte de magia y de la noche a la mañana debería llamarse “El Mago Merlín”, y que según pertenece a la izquierda revolucionaria democrática y progresista de este país, trata de justificar a través del tan cacareado estado de derecho. Ha expresado el susodicho “Mago Merlín”, entrevistado vía telefónica en el momento mismo en que ocurría el desalojo, lo siguiente: “en este gobierno no existe la represión”. Según él, el desalojo se enmarcó apegado al estado de derecho en cumplimiento de una orden del cabildo, y agregó que la policía únicamente estaba ejecutando esa orden porque no podría ya retrasarse más ese mandato (APIM 20/01/2012, www.apim.com.mx/Informacion/desalojo.html).

    Tal parece que la preocupación de las autoridades municipales es que la ciudad luzca bien ante la mirada de propios y extraños. Los ambulantes y Las Marías afean la ciudad. Hay que acabar con ellos o mandarlos hasta las orillas de Huajuapan. Hay que esconder a nuestros pobres, a nuestros menesterosos y a nuestros desempleados. Huajuapan es una ciudad pujante y que progresa: ya tenemos dos elektras y un milano, un coppel y una tienda de aurrera, y recientemente se inauguró un cine para diversión y esparcimiento de chicos y grandes. Huajuapan es la ciudad del progreso y la esperanza, y bien que se merecen los huajuapeños una ciudad cuyas avenidas y boulevares luzcan lucecitas navideñas en los meses de diciembre de los tres años que durará el actual cabildo de birlibirloques.

  • rivelino
  • El perredistra Rivelino Velasco Merlín,sindico procurador del ayuntamiento de Huajuapan de León .
  • Cabildo que con toda seguridad, como todos los anteriores que le han precedido, desaparecerá, como por arte de magia y encabezado por El Mago Merlín y Círigo Villagómez, los cuantiosos recursos monetarios del erario público de la ciudad cuando ya esté muy próximo su año de Hidalgo. Los ambulantes, Las Marías y los menesterosos bien pueden esperar. Si fueran verdaderos magos, pero vaya que no son más que unos malos aprendices, también los desaparecerían de la faz de Huajuapan de León. Total, es una prole muy prole que desentona con una ciudad bella, pujante y progresista.