Opinión.

 

TRES AGRUPACIONES SOCIALES SON RECONOCIDAS COMO PARTIDOS POLÍTICOS POR INE.

 

Por Ricardo García Jiménez/APIM.

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el Frente Humanista (PFH) y Encuentro Social (PES) lograron el día de ayer su registro como partidos políticos, después que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobara la inscripción en sesión extraordinaria, a la que acudieron dirigentes e integrantes de las nuevas fuerzas esto deja abierta la posibilidad para que los ciudadanos puedan elegir entre este espectro de fuerzas las más convenientes a sus intereses.

Con esta determinación, los tres partidos tendrán derecho a prerrogativas y espacios en radio y televisión a partir del 1º de agosto, mientras el número de institutos políticos con presencia nacional en el país aumenta de 7 a 10. Aunque con el mismo presupuesto destinado para los 7 partidos, ahora la bolsa de repartirá entre los diez partidos políticos de forma proporcional bajo criterios ya determinados para tal propósito.

Pero quién o qué fuerzas están atrás de estos nuevos partidos políticos.

  • .
  • El Partido Encuentro Social (PES)

    El perfil del Partido Encuentro Social (PES) está fuertemente vinculado con agrupaciones religiosas, estrictamente con cristianos y evangélicos. El PES recibió aportaciones monetarias de feligreses de diversas iglesias para realizar los trámites de su registro ante el INE, y además pretendió que dos ministros de culto participaran en sendas asambleas distritales constitutivas en calidad de presidente y secretario de las mesas directivas, esto develado por la Comisión de Prerrogativas del INE días antes de que se llevara a cabo la sesión extraordinaria para el reconocimiento de etas agrupaciones.

    Este nuevo partido ni siquiera se dio el tiempo de matizar su propio logotipo como partido, ya que este es una forma estilizada del pez, que es un símbolo cristiano (en griego, ichthys significa pez) que hace referencia a Jesús Cristo hijo de Dios salvador. Además que la homofonía es evidente entre ese PES electoral y el pez de los seguidores de Jesucristo.

    Se hace llamar ‘‘El partido de la familia’’ y mantiene posiciones conservadoras respecto al matrimonio, el aborto y la sexualidad. La propia secretaría federal de Gobernación ha advertido respecto de la participación de ministros de esos cultos en la creación del PES.

    El dirigente de esta agrupación (partido) cristiana es Hugo Eric Flores Cervantes, quien fue muy recientemente asesor en la secretaría general del gobierno de la gestión de Marcelo Ebrard en el Gobierno de la Ciudad del México.

    Otro dato relevante en los ante decentes de este nuevo partido y su dirigente, Hugo Eric Flores Cervantes, es que este fue académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), mismo que promovió la liberación de los presos acusados de la matanza de Acteal y también firmó un acuerdo electoral con el PAN en 2006. Tras dicho proceso electoral fue nombrado oficial mayor de la Secretaría de Medio Ambiente, cargo del que fue destituido. Por falta de transparencia en su gestión, fue inhabilitado como funcionario público por 10 años.

    El INE recibió señalamientos de que Flores habría ofrecido 50 mil pesos a quien reuniera 300 personas para realizar asambleas distritales; asimismo, que logró la congregación de personas en dichos encuentros con el señuelo de que se les entregarían despensas, y que el logotipo de la agrupación utiliza el símbolo más importante del cristianismo.

    La vertebración de este agrupamiento o partido ‘‘protestante’’, con ministros de culto en apenas disfrazada su acción pastoral, se produjo conforme a modificaciones legales recientes en la materia que señalan que “todos los líderes religiosos tengan permitido ‘orientar’ pero no presionar a los votantes en determinado sentido”, le favoreció particularmente al activismo e influencia política de los sacerdotes, ministros y pastores de las distintas instituciones religiosas en nuestro país.

     

    Partido Frente Humanista (PFH).

    El Frente Humanista o Partido Frente Humanista se constituyó como nuevo partido con cerca de 270 mil afiliados. Dicho organismo tiene como lema “Con tu participación, juntos solucionamos los problemas” ¿Qué es el Frente Humanista y qué está detrás de él?

    Este partido tiene como cabezas visibles a un expriista y a otro expanista. Ignacio Yris Salomón, fue exdirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), organización afiliada al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Yris Salomón también participó en la conformación del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, agrupación política que dejó en 2006 como rechazo a la candidatura presidencial del Patricia Mercado.

    Otra de las cabezas visibles es Javier Eduardo López Macías, originario de Torreón, Coahuila y quien fue militante del Partido Acción Nacional (PAN), desde 1984 hasta 2012. En ese mismo año fue coordinador de las Redes del Campo de la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota. Durante la gestión de Vicente Fox fue director operativo del Fondo Nacional de Empresas en Solidaridad. En 2013, ofreció diversas entrevistas como presidente de la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social.

    Se especula que por arriba de estos dirigentes del PFH está la figura de Felipe Calderón Hinojosa, espacio que según los expertos se constituye como un canal al desahogo de las inconformidades crecientes de los calderonistas con el manejo del Partido Acción Nacional que hace Gustavo Madero, recién electo dirigente para un segundo periodo.

    El mencionado Frente Humanista busca la reconstitución de esa improbable base social de alguien que en su haber histórico tiene el haber desatado una guerra contra el narcotráfico que dejó decenas de miles de muertos y una estela de descomposición institucional generalizada. Humanismo de guerra, humanismo de muertos, humanismo de calderón humeante.

     

    Movimiento Regeneración Nacional (MORENA)

    El Movimiento Regeneración Nacional, es la única nueva entidad política que posee una base social amplia y una inequívoca postura centro izquierda a los poderes dominantes en esta nación. La unidad de este partido radica en su máxima figura que es Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

    La dirigencia estatutaria de esta agrupación está conformada por Martí Batres y Bertha Luján, presidente nacional y secretaria general de Morena respectivamente, así como sus correligionarios más promisorios como José Agustín Ortiz Pinchetti, Jaime Cárdenas y Bernardo Bátiz, entre otros.

    Con la oficialización de MORENA como partido se vaticina que habrá ahora una desbandada de militantes del PRD, PT, Movimiento Ciudadano y algunos miembros de diferentes sectores priistas, cargados hacia un progresismo centro izquierda, que buscaran espacios en este nuevo partido. Situación nada extraña ya que 2006 y 20012 cuando Andrés Manuel López Obrador fue candidato a la presidencia de la república, muchos políticos y agrupaciones buscaron acomodo ante las altas probabilidades de que López Obrador ganara la titularidad del ejecutivo nacional.

    Posterior a sus triunfos regionales, varios de esos que fueron beneficiados con los apoyos de AMLO, le dieron la espalda y dejaron ver sus reales intereses pragmáticos centrados en el devengar onerosos salarios y privilegios económicos.

    MORENA carga en su historia reciente y su futuro inmediato la sectorización y la conformación de nuevas tribus que han definido al Partido de la Revolución Democrática (PRD), su padrino político, como la cuña que ha dividido a esa institución política y fragmentado todo avance del centro izquierdismo de este país. Esta nueva agrupación por sus propias contradicciones ideológicas y de principios podrá verse socavada por los sectarismos que han comenzado a vislumbrarse, arropando y reciclando a lo peor del PRD y otros partidos.

    Estos son los nuevos y viejos políticos del régimen Político Mexicano que con colores y siglas nuevas tratan de dar la impresión de ser las nuevas opciones que los millones de mexicanos estamos buscando para canalizar nuestras demandas sociales, políticas y económicas. ¡Un Gasto más para el erario público! Nuevos acicates para dividir el voto.