Opinión .

 

¡Relaciones peligrosas!

 

Por Ricardo García Jiménez/ APIM.

Hace un par de días comenzó en la entidad Oaxaqueña el proceso electoral para renovar a presidentes municipales y diputados locales. Las propuestas de cada uno de los distintos candidatos que compiten por un espacio en el congreso local o algún ayuntamiento inicio con una gran cantidad de propaganda que muestran las bondades de sus proyectos legislativos o sus programas de gobierno. Hay que resaltar que en el caso de esta entidad, los partidos políticos realizaron una serie de estrategias como coaliciones para tener más posibilidades de allegarse a esos espacios de representación. Las fórmulas presentadas se articularon bajo la representación de intereses familiares y caciquiles para afianzar y seguir perpetuando el poder político y económico de ciertos actores de las distintas regiones de esta entidad.    

En el caso de la Región de la Mixteca, los partidos coaligados postularon a los hombres y mujeres, según ellos, más aptos y honestos que demuestran con su experiencia y trabajo realizado en esta región y su capital, la ciudad de Huajuapan de León.

Pero estas coaliciones son a nuestro parecer, expresiones de la ambición enferma de políticos que no han aportado nada a una región tan pobre y marginada como lo es la mixteca. Ya que los niveles de pobreza y marginación que puede ser consultados en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que difieren de los datos reportados por organismos nacionales, las cifras reportadas dan cuenta de una casi inamovilidad que ayude a superar y revertir la marginación y pobreza que se padece en esta región.   

  • juana
  • .
  • Por ejemplo, los hoy candidatos a la diputación local por este distrito de Huajuapan de León como es el caso de la perredista Juanita Cruz Cruz, postulada por los partidos Acción Nacional, PRD y PT en la coalición “Unidos por el Desarrollo”, representa la ambición enferma de una familia por seguir viviendo y usufructuando el poder público. Cuando hago aquí alusión al término familia lo equiparo a una idea parecida a la de mafia. Dicha política mixteca quien ocupó la diputación federal en la LXI Legislatura y en la LVIII legislatura local, no aporto los elementos necesario para legislar a favor de los más pobres, su actuación tibia y gris fue opacada por algunos otros legisladores de que logran que esa legislatura frenar las hoy reformas que se empiezan concretizar, como fue el caso del compañero Gerardo Fernández Noroña. Su esposo el también perredista y líder indígena de la Uniòn Campsina Democratica Pedro Silva, fue diputado y titular de la Coordinación del Transporte en la Administración de Gabino Cué, ambos estuvieron envueltos en una serie de escándalos de corrupción y tráfico de influencias.

    En la historia curricular de Cruz Cruz se le imputo en varios medios de comunicación, allá por el años de 2004, que había cedido a las dadivas económicas que el exgobernador José Murat le otorgó para que esta aprobara la cuenta pública al finalizar la gestión Murat, que con ello posibilito crear un fondo que sirvió para financiar la campaña del entonces candidato Ulises Ruiz Ortiz, ambos personajes (Juanita y Pedro) mantuvieron una estrecha relación de trabajo y subordinación política con URO.

    El curriculum de esta candidata curiosamente se entrelaza con el también hoy candidato por la presidencia municipal de Huajuapan de León, el panista Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, quien también fue postulado por la coalición “Unidos por el Desarrollo”. Dicho personaje fue compañero de Cruz Cruz en la LVIII Legislatura local en el periodo 2001-2004, en donde podemos especular que estos politicos construyeron una relación de intereses políticos y económicos comunes aquí en la ciudad de Huajuapan de León que cobrò materialidad por la gran cantidad de propiedades que ambas familias adquierón en poco tiempo. De igual forma a Martínez Ramírez se le señaló que a cambio de aprobaciòn de la cuenta pública tendría una recompensa,  concediéndole la notaría pública  No. 82 que actualmente encabeza. En declaraciones realizadas a un medio electrónico (http://www.adnsureste.info/index.php/noticias/politica/26595-no-es-delito-ser-notario-y-diputado-luis-de-guadalupe-1916-h ) señaló que èl “… no comete ningún delito al ser legislador y representante de una notaría pública, ya que la Constitución oaxaqueña se lo permite”. Y ciertamente las legislaciones no contemplan estos recovecos que gente como este político panista mixteco aprovecho para su beneficio personal.

    La postulación de Luis de Guadalupe Martínez suscita polémicos comentarios entre los distintos actores políticos y la ciudadanía de Huajuapan de León. Ya que empezó una campaña con un enorme derroche de propaganda que si se suma entre perifoneós, mantas espectaculares, trípticos, spot radiales, el alquiler de una avioneta para sobrevolar esta ciudad arrojando propaganda electoral, las cuentas indicarian que ha rebasado el tope de campaña autorizado. Y claro como el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca  (IEEPCO) a través del  Código de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales del Estado de Oaxaca sólo contempla una multa si existiera un rebase de gastos en los topes de campaña, el diputado Martínez  Ramírez aprovecha los vacíos de la ley, nuevamente para utilizarlos a su favor. Recordemos que su actitud alevosa siendo aún diputado y precandidato a la presidencia de Huajuapan lo llevo a colocar antes de los tiempos autorizados, mantas en distintos puntos de esta ciudad para promover su figura. Al respecto la instancia electoral  sòlo multo al diputado en su momento. Quien comete trampa una vez, lo vuelvora hacer.

    Hay que indicar además que la relación de ambas familias han tenido beneficios mutuos, como cuando se autorizó, legalizar, vender y escriturar los terrenos de la agencia municipal de Agua Dulce perteneciente a esta ciudad de Huajuapan de Leòn, en donde estuvieron involucrados los perredistas Pedro Silva y Juanita Cruz que fueron quienes promovieron la venta previa de terrenos irregulares a gentes cercanos a su corriente politica y la UCD dentro del mismo PRD. Y que curiosamente en la administración municipal de Procopio Martínez Ramírez, hermano del hoy diputado candidato a la presidencia de Huajuapan, dio entrada para la autorización y legalización de los terrenos. Escriturándolos el propio Notario candidato Luis de Guadalupe Martínez.

    Estas relaciones peligrosas que han mantenido estas familias vuelven a coincidir en éste proceso electoral repartiéndose el poder entre la diputación local y la presidencia municipal. Este caso paradigmático esconde además una preocupación de decenas de ciudadanos de éste municipio y sus agencias al coincidir en señalar que el espectacular derroche de propaganda electoral, no sería finiquitado con el salario de tres años como edil y como diputado, entonces se preguntan qué hay atrás y quién están interesados en que la coalición “Unidos por el Desarrollo” lleguen a la diputación local y a la presidencia municipal de Huajuapan de León. De manera mas especifica: ¿Qué grupos o familias realmente son los que se vinculan con estos personajes y sus respectivas familias? ¿Cuáles son los intereses que ahora están en juego?