Opinión.

INÉS, PERUANA BRUTALMENTE REPRIMIDA POR SINDICALISTA, VE PASAR 34 AÑOS DE HISTORIA DE SU PAÍS.

 

Por Pedro Echeverría V.

1. El pasado sábado 5, conocí en el DF, a la maestra peruana Inés Valdivia Malpartida. Llegaba –en su silla de ruedas- a la IV asamblea de movimientos sociales convocada por la Coordinadora (la CNTE). Pude conversar con ella y me pareció una mujer muy importante por sus más de 34 años de lucha. Pienso que es un símbolo viviente de las luchas del pueblo peruano y al mismo tiempo un ejemplo para los maestros del continente. Inés fue víctima de la represión brutal policiaca en julio de 1979 en medio de una huelga del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú cuando apenas tenía 22 años. En plena Plaza de Armas fue golpeada por la policía en la cabeza y espaldas dejándola sin moverse, sin caminar y en silla de ruedas para siempre.

2. Durante ese largo período de su vida en silla de ruedas, la maestra Inés ha vista transcurrir la historia de los gobiernos peruanos: Primero el gran reformador, el general Velazco Alvarado que subió por un golpe de Estado en 1968, gobernó siete años y realizó muchas reformas importantes. En 1979 –cuando la maestra sindicalista fue brutalmente reprimida- gobernaba el general Morales Bermúdez que para calmar el descontento del pueblo que se expresaba en las calles, además de reprimirlo promulgó este mismo año una Constitución. La maestra, al ser izquierdista, no fue auxiliada por el gobierno y cuando los dirigentes del sindicato de maestros dominado por el APRA le ofrecieron auxiliarla si se afiliaba, ella se negó poniendo en primer plano sus convicciones.

3. Perú es actualmente un país con no más de 32 millones de habitantes. Fue el centro del imperio inca encabezado por Atahualpa antes del arribo de los españoles en el siglo XVI. Sin embargo, desde hace siglos, ha sufrido mucha inestabilidad gubernamental por el terrible saqueo económico por el colonialismo español, el imperialismo de los EEUU y de millonarios peruanos. Una historia muy parecida a la vivida por los demás países de Latinoamérica. La maestra sindicalista de izquierda, casi en cama vio iniciarse el segundo gobierno de Belaúnde Terry, a principios de los ochenta, las guerrillas izquierdistas de Sendero Luminoso dirigido por el comandante Gonzalo, así como el Movimiento Túpac Amaru (MRTA); ambos casi destruidos en los años 90.

  • Ines
  • Inés Valdivia Malpartida, maestra de matemáticas, que fue victima de una brutal golpiza policial durante el gobierno del general Francisco Morales Bermúdez. Hace 31 años vive sentada en una silla de ruedas, pero eso no le impide visitar las zonas deprimidas y enseñar a los niños de San Juan de Lurigancho y en las noches a las madres en la enseñanza de manualidades. .
  •  

    4. Vio cómo el APRA, del antiguo político Haya de la Torre, asumió por primera vez la presidencia de la república en 1985. Cómo a pesar de su política populista aprista se le fueron descomponiendo a tal grado las cosas que se abrió paso a las candidaturas de escritor Vargas Llosa (al servicio de EEUU) y del “chino” Fujimori que surgió de la nada. Al ascender Fujimori a la Presidencia en 1990 pudo frenar en parte la descomposición de la economía, pero estableció un gobierno fuerte, casi dictatorial, al hacer aprobar la Constitución de 1993. Este personaje de origen japonés (no chino) fue reelecto dos veces hasta que en 2000 fue obligado a exiliarse por gigantesca corrupción y sobornos junto a su ministra de finanzas Vladimiro Montesinos. Hoy está en la cárcel.

    5. Por último esta valerosa maestra que lleva 34 años en silla de ruedas, vio asumir la Presidencia en 2001 al indígena Alejandro Toledo que no dignificó a su raza, puesto que las poderosas clases altas peruanas lo obligaron a gobernar en beneficio de ellas. Fue una desgracia que quien se creía iba a dignificar al Perú –sobre todo porque ya existía un Hugo Chávez en Venezuela,, un Evo Morales en Bolivia, un Rafael Correa en Ecuador, que comenzaban a mover la conciencia antimperialista en América; pero Toledo nada hizo. Dio paso en 2006 al segundo gobierno de Alan García que con sus discursos y populismo fue peor que en su primer gobierno. Así llegó en 2011 Ollanta Humala –auto calificándose de izquierda y prometiendo mucho- sin tomar un camino al servicio de los humildes.

    6. Inés, la valerosa maestra con su enorme fuerza de voluntad y enormes convicciones, no ha visto cambiar a su país en beneficio de los más pobres y miserables. Trabaja como puede, recibe ayuda de su organización sindical y de sus amigos y no ha dejado de viajar brindando la solidaridad que está a su alcance. Estuvo en 2004 en Brasil en el Congreso Internacional de la Educación y hoy la encontramos contenta, con la risa en los labios, brindando solidaridad a los maestros que luchan por sus derechos. Ella sabe que México y Perú son países que luchan por la democracia y por su independencia del imperio yanqui que nos domina y aplasta. Pero el ejemplo de la maestra Inés Valdivia, peruana de nacimiento, rebasa las fronteras de América. Esa sí es una gran mujer.

     

    pedroe@cablered.net.mx