Columna: Las otras verdades.

¿PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN?

 

Por Eduardo Cruz Silva/APIM.

En días recientes hemos podido encontrar en varios medios de circulación estatal, notas informativas que se ofrecen al lector como si fuesen producto de un arduo trabajo de investigación, subrayando las más de las veces gastos que ha realizado el actual gobierno estatal que encabeza Gabino Cué Monteagudo, como si fueran gastos ocultos o realizados subrepticiamente en beneficio de alguien en particular.

Una lectura detallada de esas notas periodísticas, nos llevan a la conclusión que lo único que se busca es la estridencia al presentar un trabajo que cualquier hijo de vecino puede obtener en los propios portales electrónicos del gobierno estatal y sus áreas de finanzas. Es verdad que la internet se ha convertido en una ventana en la que cualquiera puede asomarse en busca de información. Mentiríamos si negáramos que hoy día, casi todos y en toda la clase de profesiones u oficios se tiene como herramienta fundamental de trabajo.

perio

La investigación periodística y el periodismo de investigación son dos cosas muy distintas que a veces se confunden.

En la actualidad,  en donde el manejo de la información periodística casi caduca antes de ver la luz, se puede tener a la mano  una amplia gama de datos e información con un solo click. Como nunca antes, se puede acceder a información que hasta hace poco era casi imposible, para realizar ese tipo de trabajos se necesitaban horas y en ocasiones días para hurgar y hurgar en documentos o realizar las entrevistas necesarias para obtener la información que se requería.

Hoy día, lo antes citado, parece parte de un pasado no muy lejano. Es por ello que al tener ese acceso a tanta información que también corre el riesgo de perderse en el anonimato del ciberespacio el periodista cumple un papel de selector de información que puede tener un valor periodístico, pero por desgracia las más de las veces esa información es presentada como si fueran datos producto de un concienzudo  trabajo de investigación en donde se ha descubierto “el hilo negro” de X tema.

La investigación periodística y el periodismo de investigación son dos cosas muy distintas que a veces se confunden. En este sentido, Josep Luìs Gómez Mompart  acuerda con la idea de que en tanto en el periodismo de investigación, como en el informador, se realiza una actividad de búsqueda de información, pero realiza la distinción entre indagación e investigación.

El periodismo cotidiano o informador efectúa indagaciones, y el de investigación,  significa un rol mucho más activo por parte del periodista, que no se satisface con realizar preguntas y obtener respuestas. El investigador va más allá de la superficie de la información o de los acontecimientos.

Gabriel García Márquez, en un artículo en el diario El País (20/10/96) afirmó que la formación periodística universitaria debe sustentarse en tres pilares fundamentales. Uno de ellos “es la certidumbre de que la investigación no es una especialidad del oficio sino que todo el periodismo debe ser investigativo por definición”

El realizar periodismo de investigación requiere entre otras cosas: de la iniciativa del periodista (no de informaciones elaboradas por terceros) debe referirse a temas importantes para la comunidad y esos temas deben querer ser mantenidos en secreto por personas o instituciones, diversidad de fuentes no oficiales, actividad periodística en profundidad, uso de procedimientos de otras profesiones o ciencias sociales, no hay lugar para el error y la comprobación exhaustiva de cada dato.

En síntesis: la denuncia, muestra; la investigación, demuestra; o, dicho de otro modo, el periodismo cotidiano da la fotografía del suceso; el de investigación, la radiografía.

Como lector, podemos ser confundidos con este juego que muchos medios de comunicación han iniciado manejado datos o información que no tiene nada de secreta. Es simplemente una estrategia de comercial para vender ruidosamente algo que tiene todo menos un trabajo minucioso de investigación. No cabe duda que la superficialidad ha ganado terreno y debe significar un llamado de atención para quienes ejercemos el oficio del periodismo. Y llamarle pan al pan y vino al vino.

 

educruzsilva@hotmail.com