Columna.

  • Punto Critico

LA INESTABILIDAD POLÍTICA EN EL MEDIO ORIENTE Y SU EFECTO BELIGERANTE EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL.

 

Por Miguel Ángel Coronado/APIM.

Siempre ha existido un interés beligerante en Medio Oriente, y siempre se ha tratado de adivinar en que momento puede extenderse, porque debemos comprender que la verdad absoluta la tienen los orquestadores. No obstante, los sucesos numerados en este año hacen considerar cierta insinuación.

La crisis económica y social que vive Europa y la inestabilidad del dólar, permite ponderar cierto sentido en ese orden, por lo que estos escenarios son un motivo enérgico que permite alinear la escena.

Además de considerar que desde el inicio de este siglo la promoción xenofóbica persistente hacia la cultura árabe por parte del Vaticano y la comunidad internacional, hacen sucesiva la expresión.

  • medio
  • .
  • La producción de uranio en Corea del Norte e Irán, además de las alianzas con Rusia, y tal vez China, tienen cierta persistencia en el ambiente político. También los recientes acontecimientos en derrocamientos dictatoriales, pone de manifiesto la ventaja por intentar hacer crecer este motivo para invitar a una conflagración. Recordemos que el fundamentalismo árabe es muy distinguido entre todos los credos para intentar cimbrar el escenario con ataques terroristas coordinados y la invitación a ser adoctrinado es muy obvia en las políticas de estado.

    El antisemitismo y el odio hacia el imperialismo yanqui crece desde 1948 en que se declara la existencia cartográfica del territorio de Israel por parte de la ONU, y más con las recientes alianzas con Bolivia y Venezuela por parte de países árabes. China por igual tiene cierto interés en el plano político para intentar sumar más efectivos a su ejército y mantiene actualmente al mercado doméstico de EE.UU. en una proporciono importante al adquirir bonos federales, y esto podría significar su principal ancla de poder para financiar una posible guerra internacional con los excesos de dólares que tiene en su tesorería.

    Y gracias por supuesto a las condiciones económicas que le han favorecido su liderazgo en el bloque económico Asia-Pacifico desde el término de la segunda guerra mundial. Porque hemos de saber que el hecho de suministrar satisfactores económicos al mundo le da el privilegio y en cierta medida perentoria el derecho político por intentar manipular el mercado de divisas, y gracias también a las inversiones oligarcas. Así que no es una excusa la falta de dinero en el plano internacional a pesar de la crisis. Los Rothschild, los  Morgan, los Rockefeller y demás dinastías adineradas, saben producirlo, y de la mejor manera, lo cual es su caja fuerte, y en grande estima a partir de la especulación y del invento infame de la inflación que permite financiar cualquier cosa desde una cúpula distinguida.

    Otro aspecto interesante que debemos evaluar a la luz de este entramado estudio, es que la tensión internacional es tal, que todos los países están siendo contagiados por el brote social tan extendido en los desenfrenos de tasas de desempleo abierto, problemas económicos y desintegración humana; como los costos de enfermedad, crisis alimentaria y manipulación de mercados, lo cual son en su importante promoción, la punta del iceberg.

    Por lo tanto, estamos al borde de un posible colapso social que  obligue a desencadenar una guerra total, y debido a las revueltas sociales que se expresan en todo el orbe y con mucho ánimo, como lo es Europa, pasando por ciertas regiones de Asia y Latinoamérica, hasta llegar a algunos países de África. Por igual aquí en México, es muy singular la expresión social habida sobre las reformas económicas, donde las de tipo laboral y educativa, tiene su asentamiento singular, y porque tal vez todo ello pudiera conducir a una guerra civil de la cual haga preocupar al Capitolio y en mayor medida al Pentágono. Y nada le costara a EE.UU. intervenir militarmente a una nación como la nuestra, ya que lo considera en asuntos de política exterior como inestable. Así que debemos poner en balanza este acontecer, ya que en alguna ocasión se dijo que México era considerado enemigo junto con ciertos países árabes.

    Y la excusa de ello pudiera ser el espionaje y todo lo relacionado a Wikileaks donde se ha revelado la intimidad de ciertos mandatarios y el adoctrinamiento de jóvenes mexicanos sobre el Islam. Así que la ONU y el consejo de seguridad deben evaluar la situación, aunque bien reconozcamos la hipocresía reinante, ya que todo se orquesta desde una cúpula para crear escenarios de descomposición social como éste, por lo que es bueno considerar que es muy relativa la labor de los que hoy se dicen líderes sociales, y porque además detrás de todo ello está el dinero que chantajea y empuja la discordia, y envenena por supuesto el ambiente internacional. Así que meditemos en torno a esta manipulación de tipo imperialista.

    Ver: http://eleconomista.com.mx/internacional/2013/08/11/jovenes-latinoamericanos-mira-iran

     

    mcorona94@hotmail.com