Opinión.

LA PREGUNTA DEL MOMENTO ¿QUIÉN GOBERNARA MÉXICO?

Por Jesús Russell Mariano.

 

Después de tres meses de soportar los aciertos y desaciertos, más desaciertos que aciertos, de los candidatos presidenciales, hoy por fin llegan a su fin, y estamos a escasos tres días para saber quien gobernara México, en estas elecciones la participación ciudadana marcara la pauta en dichos comicios, mediante la información, el voto, la observación, y en su caso, la desuncía de las diversas anomalías que empañen dichas jornadas.

Por otra parte, las expectativas de triunfo entre la candidata y los tres candidatos son mayúsculas, es decir, todos auguran un buen resultado, aunque unos se sepan perdidos.

candi¿QUIÉN GOBERNARA MÉXICO?.

Estas elecciones estuvieron marcadas por un fenómeno de singular aspecto, las encuestas, cabe resaltar que en elecciones pasadas también figuraban, sin embargo, fue en este año cuando aumentan las especulaciones de encuestas prefabricadas, es decir elaboradas específicamente para que uno u otro candidato saliera favorecido, un factor que influyo en la decadencia de dichos estudios como muestra de preferencia electoral y de posibles escenarios políticos, fue sin duda el Internet, ya que las redes sociales han jugado un papel muy importante en la información de los actos acontecidos, en la mayoría de veces, atreves de videos, y fotografías desmentían noticias de los medios tradicionales de comunicación. Pero ¿Cuál ha sido el impacto de ello en el electorado? ¿Han cambiado las encuestas en los últimos días o se han mantenido?

Pues bien, para responder a nuestras dos interrogantes haremos una valoración, en términos generales y redondeando los resultado, las encuestas en el primer mes de campañas daban el Triunfo A Enrique Peña Nieto con el 38 a 40% de las preferencias, en segundo lugar, con empate técnico, a Andrés Manuel López Obrador y a Josefina Vázquez Mota con el 28% en promedio de las preferencias, y en último lugar con un promedio aproximado del 4% a Gabriel Quadri, con estos resultados podríamos decir que la distancia entre el primer y el segundo lugar se encontraba con una diferencia de aproximadamente 10 puntos porcentuales. Sin embargo, en dichas muestras el porcentaje de los indecisos se encontraba en aproximadamente un 20%, es decir pese a los resultados de las encuestas ningún candidato tenía el triunfo asegurado, ya que los indecisos podían posicionar a cualquiera de los segundos lugares. Otro de los ejercicios, como los sondeos, de algunos medios de comunicación electrónicos y redes sociales, daban el triunfo a AMLO el candidato de las izquierdas, es así como uno y otro candidato hizo público diversos resultados que les eran favorables.

Por otra parte, en el segundo mes de campañas, el candidato EPN es abucheado por alumnos de la Universidad Iberoamericana, y es precisamente el mal manejo de lo acontecido aquel viernes 11 de mayo por diversas televisoras, principalmente Televisa, lo que ocasiona la indignación de los estudiantes y reclaman se transmita la verdad de los hechos, es así como surge el movimiento estudiantil Yo Soy 132, movimiento que aglutino a diversas universidades y a gran parte de la sociedad para reclamar el derecho a la información. Así también, diversas organizaciones civiles y sociales empezaron a manifestarse en contra de diversas políticas y actos irregulares de campaña de diversos actores políticos, teniendo como canal de información el internet.

Después de los acontecimientos ya expuestos, las encuestas seguían manteniendo a EPN al frente y en segundo lugar a AMLO con escasos 4 o 5 puntos porcentuales de diferencia, a JVM y a GQ con los mismos resultados, sin embargo el número de indecisos seguía siendo el mayor número de votos que podría ser quienes definieran dicha elección. Otro de los ejercicios, lo fueron los simulacros electorales en diversas universidades de la República en donde los resultados favorecían a AMLO con hasta un 60% de las preferencias.

Valorando cada uno de los puntos ya expuestos podríamos intuir que las posibilidades de triunfo se encuentran entre el candidato del Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) AMLO y el candidato del tricolor (Coalición PRI, PVEM) EPN, este último se ha visto debilitado por la serie de problemas en las que se han visto militantes de su partido y los nexos que se han ventilado sobre su convenio de posicionamiento con Televisa, por su parte AMLO se ha fortalecido en sus preferencias como se ha podido observar en sus continuos mítines en toda la república mexicana, sin embargo, insisto que parte del triunfo para este primero de julio es la participación de los indecisos quienes influirán significativamente en los resultados.