< Opinión

Opinión.

  • Punto Critico

LA OFERTA SENSUAL A TRAVÉS DE LOS MEDIOS DIGITALES.

 

Por Miguel Ángel Coronado.

La explosión y la codicia por el dinero ha creado desequilibrios en el mismo sistema económico en todos los ordenes; partir de una actitud egoísta del ser humano ha formalizado nuevos sentimientos y ha descompuesto a una sociedad en todas sus esferas del que hacer social y cultural. La adoración del dinero ha promovido la transformación del sistema de valores que rigen y conducen a las sociedades contemporáneas. Ha abonado en esa avaricia desmedida nuevos patrones de conducta humana tendientes a crear también nuevas formas de pensar, y se ha creado en si mismo, un poder invisible que  intenta a toda costa forzar un culto a la vanidad, al sexo, a la falta de compromiso y ha la deshumanización del ser en todo sentido.

Esta actitud degradante en la que parecen incurrir el ser humano fue expresada en las escrituras bíblicas, que narra en el Génesis 19, que Dios sentenció a la destrucción de las ciudades de  Sodoma y Gomorra por la perversión abyecta de sus habitantes. Hoy ante este mismo tipo de conducta que asumen varios sectores sociales dan la impresión como que atrás de ello existe un plan global para hacernos volver a los excesos lascivos de la antigua Roma; de los Cesares y su fundamentalismos eróticos, y en los cuales cabe bien decirlo, termino con la administración del gobierno romano y la decadencia de un imperio.

  • canal
  • LA OFERTA SENSUAL A TRAVÉS DE LOS MEDIOS DIGITALES.
  • Hoy no es la excepción, en este mundo se percibe una atmósfera parecida de aquellos entonces, ya que es evidente que el avance tecnológico facilita ponderar e insacular un estilo de vida superficial y que abroga que la sexualidad y los excesos de los placeres sea el sentido que confiera el sentido a la vida de todos aquellos individuos. Para muestra un botón, la programación y trasmisión de series televisivas que pasan por E! Entertainment Television resalta una adoración al cuerpo, a las formas y el culto al dinero y a las posiciones materiales que es expresada por “Celebridades y la Alta Sociedad Norteamericana”.

    Hoy, esta actividad egocéntrica, materialista y clasista tiene promotores por todo el mundo para intensificar la insensibilidad humana. Algunas formas se han vuelto  recurrentes y otras, como representando una especie de arte muy singular al exponerse en medios de comunicación.
    A la par también se percibe que el mismo “sistema” permite este tipo de propagación de valores xenofóbicos y de clase social, claro, sin que exista criterios y mecanismos de regulación hacia la conducta humana expuesta en ese tipo de canales televisivos.

    Es así que este proceder humano es producto de la pobreza espiritual fabricada en este instinto avaricioso del libre mercado; confundiendo “la libertad de” por una “Libertad para” como lo manifestara Erick Fromm en su basta obra.

    Estas maneras y formas de comportamiento que se presenta en grandes estratos de la población joven, degradan al ser humano reduciéndolo a seres sin un sentido claro de su vida. Pensando que el tener dinero, soltarse a un hedonismo radical y negar su humanidad es el patrón social de hoy.

    El mundo pues, ha perdido la brújula, ya que navega sin valores en el entorno social. Ha perdido la devoción en Dios, y por causa inédita de una iglesia muerta que jamás detuvo la codicia humana al nacer el dinero como fuente dinámica de intercambio.

    Hoy pues, países como México y China tienen los salarios más bajos del mundo con migraciones extendidas de ciudadanos y  disolviendo familias enteras. La razón: sobre explotación humana; aniquilamiento de patrimonios; explotación del hombre sobre el hombre, y en favor de los intereses globales, hacen que ante una escases de dinero, el dinero paradójicamente se convierta en el objeto mas deseado que le permitan al sujeto realizarse plenamente.

     Así que en respuesta a esta infame tragedia tenemos este desplazamiento evidente de trabajo hacia actividades puramente sensuales, volviendo todo, un sucio episodio en beneficio de un poder industrial sin precedentes en esa descomposición humana en el contexto global.

    Hoy vemos infinidad de caricaturas para niños que son trasmitidas en canales como Cartoon Network y Nickelodeon con grande insinuación a la promoción de una conducta social en ese sentido. La critica a que es que tal parece que nos volvemos parte de esas opciones de entretenimiento, además de ser consignatarios de satisfactores económicos ante el levantamiento de monopolios que controlan el sentido espiritual y el sistema que rigen a las sociedades actuales.

    Así que, ¿a donde va nuestra encarecida vida con tal cultura globalizante? No lo sé. Pero con tanto excéntrico hijo de millonario que presentan sus vidas frívolas en los canales de TV citados y como si sus escándalos y sus atrofiada vida fuera un asunto de interés publico, como son los casos de Paris Hilton, las hermanas Kardashian o Lindsay Lohan, auguramos un futuro decadente.