Columna: Punto Critico

FACTURA ELECTRÓNICA Y EL COMERCIO MUNDIAL

 


Por Miguel Ángel Coronado/APIM.

La búsqueda de la razón por perfeccionar la vida humana sin que se encuentre obstáculo alguno en el camino, nos lleva a considerar al avance tecnológico como plataforma de inserción forzada al comercio electrónico internacional mediante la facturación digitalizada. Hoy día el comercio y las reglas jurídicas exigen una reconversión para mejorar las transacciones.

El comercio cambia y también la vida social del individuo ante el interés tecnológico que esclaviza, y es pues definitivo que la era digital altera estilos de vida; cambia roles; facetas culturales y costumbres humanas; cambia todo y lo transforma. Seremos pues parte del sistema integral de comunicación satelital; de un entorno global que exige disciplina; que exige una nueva modalidad de vida en el ambiente electrónico. Así pues la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico ha dado fecha límite para dejar de imprimir facturas en papel y con cierta discrecionalidad o dispensa para ciertos contribuyentes en los que no se rebasen los criterios establecidos en el Código Fiscal de la Federación en cuanto a los niveles de ingreso anual computados.

  • comercio
  • .
  • Para ello el formato XML es la codificación formal para que esta nueva modalidad de facturación entre al mercado, y se adhiriera al criterio internacional. Esto sin duda permite mayor eficiencia en la fiscalización y vigilancia de ingresos acumulables y gastos deducibles por parte de la autoridad hacendaria, ya que las compulsas tradicionales de auditoria fiscal serán más efectivas con una vigilancia digital mas centralizada. Así pues hemos de considerar que esta nueva etapa de mejora tecnológica, permite obtener mejores ventajas sobre las disciplinas administrativas dentro de la vida financiera de las empresas, ya que mejorara el nivel de validación de las operaciones y entero de impuestos; o al menos se evitaran errores aritméticos en demasía y se podrá ponderar una mejor referencia para el área fiscal.

    Estos nuevos sistemas de administración tendrán su costo de mantenimiento, ya sea que el pago se efectué a un proveedor autorizado (PAC´s) mediante una renta programada o la compra definitiva sea indicada en la prestación del servicio. Ahora entre los proveedores que en este momento destacan y que han sido autorizados por el SAT (Sistema de Administración Tributaria) para operar como tales están: CONTPAQ¡, FACTUR@ y ASPEL, este ultimo con ciertas limitantes en cuanto a criterios, pero que funciona sin inconvenientes para tal objetivo. También esta la plataforma de BBVA-Bancomer con una prestación de servicio gratuita, siempre y cuando el contribuyente sea cliente del banco y opere bajo ciertas modalidades. Por igual el portal del SAT brinda esa misma prestación, solo que con limitaciones especificas, ya que esta muy abierta la plataforma que no permite personalizar.

    En cuanto a la independencia diremos que las labores administrativas dentro de vida de las empresas permiten “favorecer” a estos nuevos estilos de mercado, por virtud de que los outsourcing se afianzan al nuevo esquema laboral,  redireccionando el comercio digital sobre la distribución de las mercaderías, y no tanto hacia el interés de la producción, porque comprendemos que su centralización continuara transformando las materias primas en este “libre mercado”.

    Seremos pues consignatarios; empresarios administrativos a escalas mínimas en la distribución de satisfactores económicos, y con el cual comprendemos deberá desaparecer el dinero fiduciario tan pronto madure el sistema y facilite el día a día de la operación con tarjetas de crédito en puntos de venta, para que posteriormente emerja el dinero electrónico y facilite el código que reúna todo el compromiso financiero del distribuidor y consumidor final en el registro de toda operación internacional. Así que tendrá que sucumbir sin duda el estilo internacional del dinero fiduciario que hoy crea volatilidad e incertidumbre, para dar paso a una nueva forma de medir el trato social humano con los medios de producción, por lo que esta forma dinámica de facturar operaciones de una manera diferente a la tradicional, permitirá ponderar sin duda el futuro hacia la reconversión humana y su interés colectivo en los mercados.

    El gran nivel de desempleo que se despliega en todo el orbe permite dimensionar futuros criterios de resguarda económica. Hoy pues los organismos internacionales presionan a todos los países del orbe a que aperturen sus economías y eviten poner restricciones a productos venidos del exterior. La dinámica entonces ha puesto estas consideraciones en el nuevo orden mundial para estandarizar criterios comerciales. Así que el comercio electrónico será parte de nuestro modo de vivir al considerarnos plenamente ciudadanos del mundo.

     

     

    Correo: mcorona94@hotmail.com