Opinión.

EL PODER DE TELEVISA Y LAS MAÑAS DEL PRI.

 

 

Por Martín Carlos Ramales Osorio/APIM.

La imposición de Enrique Peña Nieto (de aquí en adelante EPN, si es que acaso nos volvemos a referir a él) estaba más que anunciada. El duopolio televisivo, especialmente Televisa, cuyo principal dueño y accionista, Emilio Azcárraga Jean, aparece en este año como el sexto mexicano más acaudalado según Forbes con una fortuna personal de 2 mil millones de dólares (la opulencia más escandalosa conviviendo con millones de mexicanos sumidos en el desempleo y en la pobreza más atroz), lanzó toda su jauría (entiéndase por tal término lectores de noticias y reporteros, y que el Diccionario Básico Larousse define como “conjunto de cánidos, como perros, lobos, coyotes”. “Grupo de perros que sigue al mismo perrero en las cacerías”. “Conjunto de personas que persiguen con insistencia y saña a otra u otras”) en contra del candidato del Movimiento Progresista a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Por su parte el antiguo partido de Estado, el ya muy vetusto y envejecido PRI que hoy día se presenta con apariencia de joven, como muy respetuoso de las libertades y de los derechos humanos y como muy demócrata, recurrió a sus mañas y triquiñuelas de siempre: la compra de votos a la población pobre e ignorante de este desahuciado país por culpa de la incompetencia y de las corruptelas tanto del PAN como del PRI.

  • EPN
  • .
  • La pobreza y la ignorancia para lucrar política y económicamente tanto por parte de Televisa como por parte del PRI, por lo que muy bien la denominación de tal alianza perversa podría ser la siguiente: Telepri. El uno (Televisa) controlando el mercado “informativo”, “cultural” y del “entretenimiento”; y el otro (PRI) controlando el mercado político. El futuro para México luce como muy incierto, y de ahí la preocupación de muchos mexicanos conscientes dada la naturaleza del monstruo al que nos enfrentamos: un auténtico leviatán de dos cabezas.

    De esa manera, la embestida de la jauría de Televisa, y también de las respectivas de TV Azteca, El Universal, Excelsior, Grupo Milenio, Grupo Reforma, Grupo Radio Centro, Grupo Fórmula y tutti quanti de la misma cepa y calaña, en contra del candidato de las izquierdas (AMLO), así como la compra de votos descarada y abierta por parte de “operadores” del PRI, fueron factores determinantes en los resultados de la elección, a todas luces y por lo mismo una elección completamente inequitativa (la misma Josefina Vázquez Mota aceptó y reconoció que antes y durante la campaña electoral se presentaron circunstancias de inequidad que tuvieron un efecto determinante en el resultado; en su edición electrónica del jueves 5 de julio, La Jornada informa que entre los elementos de inequidad que enumeró la ex candidata de Acción Nacional se encuentra el rebase de los topes de campaña establecidos por la ley, que se asocia a la compra y coacción de los votantes y el uso ilegal de recursos públicos y privados, y la utilización de encuestas en algunos medios de comunicación como instrumento de propaganda: La Jornada 05/07/2012 15:49, www.jornada.unam.mx/ultimas/2012/07/05/154930516-inequidad-determinante-en-resultado-de-eleccion-presidencial-jvm).

    Sin embargo, y en contra de las pretensiones del PRI y de los grandes grupos radiofónicos y televisivos que promovieron a toda hora y sin descanso a “El Guapo” de Atlacomulco, el antiguo partido de Estado no logró arrasar a “carro completo”, tal como lo lograba antaño sobre todo en las entidades federativas más pobres y desahuciadas del país: Chiapas, Guerrero y Oaxaca. En este 2012 el PRI perdió la elección para Presidente de la República, Senadores y Diputados tanto en Guerrero como en Oaxaca.

    NUMERALIA DE LAS ELECCIONES 2012.

     

    • La fortuna de Emilio Azcárraga Jean, principal impulsor de Enrique Peña Nieto (EPN), asciende a 2 mil millones de dólares según las listas de Forbes, lo que lo ubica como el sexto mexicano más acaudalado.
    • En conferencia de prensa, Josefina Vázquez Mota reconoce que hubo inequidad en la contienda porque el PRI rebasó los topes de campaña establecidos por la ley, asociados a la compra y coacción de los votantes y el uso ilegal de recursos públicos y privados.
    • El candidato de la plutocracia, Enrique Peña Nieto, pierde la elección para Presidente de la República, Diputados y Senadores en Oaxaca y en Guerrero por un amplio margen.
    • En el Distrito 03, Heroica Ciudad de Huajuapan de León, el priísta Luis Antonio Ramírez Pineda amenaza con demandar la anulación de la elección para Diputado Federal.
  • televisa01
  • .
  • En la elección para Presidente de la República, la votación en Oaxaca fue la siguiente: de un total de 1 millón 578 mil 374 votos computados hacia las 20 horas del lunes 2 de julio por el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP, www.difusorprep-elecciones2012.unam.mx/prep/NACIONAL/PresidenteNacionalEdoVPC.html), mismos que representan el 61.98% de la lista nominal o el equivalente de “participación ciudadana”, 285 mil 787 votos correspondían al PAN (el 18.11% del total de sufragios), 546 mil 981 sufragios correspondían a la Coalición PRI-PVEM (el 34.65% del total de la votación), 684 mil 5 votos correspondían a la Coalición PRD-PT-MC (el 43.34% del total de votos depositados en las urnas) y 18 mil 34 correspondían al candidato del PANAL Gabriel Quadri de la Torre (el 1.14% de los votos emitidos por los oaxaqueños). De esa manera, el candidato del Movimiento Progresista a la Presidencia de la República (AMLO) se impuso en Oaxaca al candidato del PRI-PVEM (EPN) por un margen cercano a los nueve puntos porcentuales.

    Una situación bastante similar se presentó en Guerrero: de 1 millón 354 mil 763 votos depositados en las urnas por los guerrerenses, significando una “participación ciudadana” del 60.01%, 147 mil 620 votos correspondían al PAN (el 10.89% del total de sufragios emitidos), 511 mil 807 correspondían a la Coalición PRI-PVEM (el 37.78% del total de la votación), 632 mil 564 correspondían a la Coalición PRD-PT-MC (el 46.69% del total de votos depositados en la urnas) y 19 mil 623 correspondían al candidato del PANAL (el 1.45% de los votos emitidos por los guerrerenses). En Guerrero AMLO se impuso con una diferencia de aproximadamente nueve puntos porcentuales por sobre el candidato de la plutocracia (EPN) (no está por demás en señalar que plutocracia significa, según el Diccionario Básico Larousse, “Gobierno en que el poder está en manos de la clase de los ricos”). 

    De igual manera, en Guerrero la Coalición PRD-PT-MC arrasó con todas las Diputaciones Federales en disputa (Pungarabato, Iguala de la Independencia, Zihuatanejo de Azueta, Acapulco de Juárez, Tlapa de Comonfort, Chilapa de Álvarez, Chilpancingo de los Bravo y Ayutla de los Libres),  y por un margen bastante amplio: de 21 puntos porcentuales sobre el PRI y de 38 puntos porcentuales sobre la Coalición PRI-PVEM, respectivamente. Y también ganó todas las Senadurías, aunque por un margen menor: de aproximadamente 17 puntos porcentuales sobre su más cercano competidor, el PRI.

    En Oaxaca, la Coalición PRD-PT-MC (Movimiento Progresista) también ganó las once Senadurías en disputa (los Distritos Electorales Federales de San Juan Bautista Tuxtepec, Teotitlán de Flores Magón, Heroica Ciudad de Huajuapan de León, Tlacolula de Matamoros, Santo Domingo Tehuantepec, Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Juchitán de Zaragoza, Oaxaca de Juárez, Santa Lucía del Camino, Miahuatlán de Porfirio Díaz y Santiago Pinotepa Nacional), por un margen de poco más de once puntos porcentuales sobre los candidatos del PRI encabezados por Eviel Pérez Magaña. Y también ganó casi todas las Diputaciones Federales (con una diferencia aproximada de 11.5 puntos porcentuales sobre los candidatos del PRI), ya que perdió ante el Revolucionario Institucional el Distrito de Juchitán de Zaragoza por una diferencia de mil 853 votos.

    Mención especial merece el Distrito Electoral 03, Heroica Ciudad de Huajuapan de León, donde diversas organizaciones sociales como el MULT, el FALP, MAIZ y el FNIC, trabajaron para que el Revolucionario Institucional no impusiera al cachorro del Senador Heladio Ramírez López: Luis Antonio Ramírez Pineda, que según los últimos conteos del PREP (los de las 20 horas del lunes 2 de julio) iba perdiendo la Diputación Federal ante la candidata del Movimiento Progresista, Gloria Bautista Cuevas, por una diferencia de 4 mil 473 votos (o por una diferencia de 3 puntos porcentuales, pero al fin y al cabo diferencia) (vaya moral la de los priístas, por un lado arremeten contra AMLO por impugnar la elección presidencial, y por otro lado la familia Ramírez Pineda hace exactamente lo mismo: impugnar la elección para Diputado Federal en el Tercer Distrito, amenazando con demandar  la anulación del proceso).

    De esa manera, la sociedad mixteca y oaxaqueña decidieron dar un rotundo no a la concepción patrimonialista del poder, al autoritarismo, a la corrupción, al cacicazgo y  al nepotismo, elementos tan propios de la cultura política del PRI. Los mixtecos y los oaxaqueños decidieron cerrarle el paso tanto a Alejandro Murat Hinojosa (cachorro del ex gobernador José Murat Casab) como a Luis Antonio Ramírez Pineda (cachorro del también ex gobernador Heladio Ramírez López). Los puestos de elección popular simple y sencillamente no se heredan. No son patrimonio familiar.