Columna: Punto Critico

DIVIDE Y VENCERÁS
(Crisis Social)


Por Miguel Ángel Coronado/APIM.

Que importante es concebir que vivimos como en la antigua roma, con familias privilegiadas y pudientes en el aparato gubernativo, en el contexto doctrinario de la dominación; de la demagogia, del despilfarro económico, y el resto del pueblo por supuesto, adormecido en su pobreza; aborregado y recibiendo una importante dosis de sandeces, de mentiras y de pan y circo por televisión. Y tan solo véalo así, apresurando el escrutinio.

Nada educativo encontramos a pesar de los esfuerzos de una nueva política pública en ese sentido. Observe los contenidos burdos de la programación diaria que ofrece Televisa y TV Azteca. Llevan todo un fundamentalismo histriónico para desintegrarnos, para dividirnos como nación. Para darle muerte al concepto de familia y al contrato civil que nos caracterizó por años. Ahora es un simple documento que comprende varias prerrogativas.

  • divide
  • “Divide y Vencerás” es el nuevo concepto ideológico cultivado en el mundo.
  • “Divide y Vencerás” es el nuevo concepto ideológico cultivado en el mundo. La nueva forma filosófica de los estelaristas de la globalización para imponerla como fin utilitario; para seducir a la humanidad. Así que vea el modus vivendi reflejado en su centro de trabajo, en su hogar, su escuela, su comunidad, y lo más importante, vea el interior de su conciencia, y vea hasta que grado ha sido destruida para dividir sus sentimientos.

    Y claro, es una grande ironía, porque por un lado políticamente nos dicen que se está integrando el mundo, las economías, las leyes, los mercados, la cultura, la religión y el idioma (ingles), y por otro lado, justifican el medio para desintegrar a la pobreza; para poder dominar a los sediciosos, a los insurrectos mediante el plan estratégico por construir estereotipos que permitan dividir. O sea toda una astucia en complicidad para gobernar la periferia y con en la materialidad que inunda al sistema en su ardua especulación.

    El dinero que permite modificar cualquier estructura humana y sobornar con todo rigor la conciencia. Así que cuándo será el día en que logremos organizar al pueblo para motivar una protesta común, si se tiene como principal enemigo a sus vicios y detracciones ruidosas; a su propia casa dividida y al vecino copiando el estilo de vida corrupta que constantemente se oferta.

    Me llega a la mente en este momento una política histórica de tipo neofascista que fue impuesta en años 60´s para dividir el peligro que representaba en ese entonces la pobreza unida en el mundo y la cual consistía como medida inmediata esclavizar a un pueblo dándole libertad a su sensibilidad para motivarlo al consumo sustancioso de alcohol, sexo y música.

    De ahí que la contracultura norteamericana basada en la explosión de la música rock marco un importante episodio en el sentimiento de la juventud de aquel entonces para destruir la moral de una nación, siendo exportable el quehacer cultural recién emergido, por lo que se puede recordar que como medida gubernamental, se prohibió la lectura consecuente de la biblia en los salones de clases que como historia rutinaria se traía adherida en la cristiandad histórica de este pueblo, y que ahora solo vemos a una sociedad sin sentido visionario; sin dirección ética, sin integración a lo moral; sin fines comunes y sin aprecio a esas buenas costumbres que heredaron de sus ancestros, de los primeros pobladores de esa importante nación.

    Divide y vencerás es el nuevo episodio y criterio humano que ha salido a la luz y que ha traspasado los limites de todas las fronteras nacionales. Observe las facetas diferenciadas en los jóvenes y tan dispares una con otras con diferentes modos de vida. Con diferentes estilos de pensar, de vestir, de peinarse y de maquillarse. Son grupos peculiares de manifestación social. Y observe a sus tutores en esa misma línea, tan liberales; tan libres en sus posturas antagónicas, que ya no es de preocupar, porque la buena moral salió sin arraigarse, y porque la religión se transformo en un negocio humano, en la procuración del bien material que hoy seduce a todo mundo, y que sin titubear fue la audacia de la Oligarquía para establecerla en este siniestro plan que no  permite reorganizar la vida humana.

    Así que el “Divide y Vencerás” dio privilegios a los dominadores, a los dueños del capital; a los financistas que supieron aplicar políticas romanas en la vida actual del mundo. No obstante los excesos a través de tiempo tienen su propio deceso, ya que rompen con el bienestar social. Rompen con un principio divino que viola la justicia. Así que la Roma antigua, cayo por los excesos de injusticia humana de sus Cesares.  

     

    Correo: mcorona94@hotmail.com