Columna:Laberinto político.

Audiencia Pública: ¿Y después que sigue?

 

Por Jesús Russell Mariano*/APIM.

Para México hablar de democracia en el más puro sentido de la palabra es aún lejano, y me atrevo a señalarlo por razones diversas como la dudosa participación y resolución de las diversas instituciones en cuestiones electorales, la representación sin concretarse y la participación ciudadana estancada en los buenos deseos de los políticos, claro todas ellas a conveniencia de quienes hoy ostentan el poder parcial, por intereses de grupo o individuales, en caso contrario, de ser colectivos nuestro contexto social sería diferente.

Partir de la democracia como referencia para exponer lo siguiente: Frente a las diversas acciones que los titulares de las entidades federativas han implementado para coadyuvar el trabajo político, y de esa manera subsanar las deficiencias que se han presentado en el ejercicio de la administración pública. Hoy tocamos el ejercicio de la Audiencia Pública que el Gobierno del Estado de Oaxaca, encabezado por Gabino Cué Monteagudo, ha implementado en el transcurso de su gestión como mandatario de la Entidad.

La Audiencia Pública como política de acercamiento social es netamente valida, sin embargo, lo que realmente interesa, en estos casos, es la efectividad de su ejecución, la aceptación social y, lo más importante, el costo-beneficio de dicha actividad. Dicho ejercicio consta de la instalación de todo el aparato de gobierno en determinado municipio, como recién se ha realizado en el Distrito de Juxtlahuaca. La dinámica de atención ciudadana cumple con las normas de ordenamiento y atención de cada uno de sus participantes, sin embargo, existe cierta desorientación de los participantes pues se ignora la dinámica en función, ya que en su totalidad, los participantes están esperanzados en ser atendidos por el ejecutivo directamente.

 

  • audiencia
  • Audiencia Pública encabezado por Gabino Cué Monteagudo.
  • Ahora bien, cabria revisar, el monto económico que implica mover todo el aparato de gobierno, pues las expectativas sociales son muchas y las necesidades cada vez mayores, otro de los cuestionamientos que valdría la pena responder es el número de necesidades o conflictos que se han resuelto a la fecha y el seguimiento que a las mismas se les otorga. Así también, cabria cuestionarse sobre los Módulos de Desarrollo Sustentable y el papel que desempeñan dentro del cuerpo de gobierno, pues pareciera que su desempeño no ha sido el optimo que tiene que moverse todo el aparato de gobierno para atender de manera “directa” las problemáticas de los diversos municipios.

    Bajo todas esta gama de demandas e interrogantes que surgen por la aplicación de los diversos programas de gobierno en atención social me quedo con el sentir del pueblo, con las carreteras que puedo transitar y con las comunidades que puedo visitar, y como lo ha dicho J.J. Rousseau un gobierno es un cuerpo intermediario establecido entre los súbditos y el soberano para su mutua comunicación, encargado de la ejecución de las leyes y del mantenimiento de la libertad tanto civil como política.

     

    *Politólogo, Asociado-Consultor de Consulting & Research Estadística Aplicada.
    E-mail: russellsms@hotmail.com
    Twitter: @Jesus_Russell
    Facebook:  Jesus Russell