Opinión.

  • Punto Critico

EL ANTIAMERICANO DE HUGO CHÁVEZ EN LA POLÍTICA MUNDIAL.

 

Por Miguel Ángel Coronado.

El antisemitismo crece al igual que el sentimiento antiamericano en el contexto global, ¿Y que significa esto? Pues significa ánimos terroristas y anti-terroristas de uno y de otro lado. Oriente contra occidente.

Hegel decía que cuando se construyen contrapesos en el terreno político, existe una hipocresía desmedida. Así que es bueno reconocer que partidos de izquierda y derecha siempre llevan una misma consigna de representación común hacia intereses globales. Fabrican una misma escena en los parlamentos con debates artificiales. Así que favorecen un solo lado de la contienda, ya que llevan insertada la consigna de las grandes corporaciones. Hugo Chávez es un delegado; es un títere de la agenda internacional de la riqueza.

Critica al gobierno norteamericano por intervenir en la política mundial, cuando el pretende ser un dictador, al igual que su gran amigo y falso líder social, Fidel Castro. Porque ahora resulta que su cáncer es la excusa y acusa al gobierno norteamericano de crear y expandir enfermedades. No lo dudamos ni un instante. Pero la pregunta es: ¿En realidad tiene o tuvo cáncer este hombre? ¿En realidad fue sometido a quimioterapia? Si este hombre estuviera enfermo, su semblante lo delataría. Una noticia tan fatal como ésta pone deprimido a cualquiera; lo envejece; lo degrada. Deteriora su aspecto físico, y sin embargo levanta sus manos ante la televisión y hace sus comentarios con risa irónica. !Hasta donde llegan los medios para mostrarnos tanta frivolidad!

  • hugo
  • Hugo Chávez.
  • Así que la hipocresía política camina viento en popa para envenenar al mundo con tanta mentira y títere creado. Favoreciendo ánimos racistas, y claro, consumando un plan geopolítico. ¡La política maliciosa sin duda invade al sistema!

    Este hombre que se dice representante de una “izquierda auténtica”, es tan hipócrita como los otros que se dicen salvadores del mundo y promotores de la democracia en cada país. Este es un falso líder, como tantos. Solo quiere difundir su antiamericanismo, pero es parte del plan; de una cofradía mundial. Es parte de los saqueadores del sistema. Pretende alimentar una agitación apadrinándose con Fidel, Evo Morales y ahora, recientemente con los intereses árabes.

    Así que es el interés de la izquierda internacional con contrapesos sociales y absurdas democracias, y todo fabricándose tras bambalinas. Lea el libro: “el judío internacional” y se dará cuenta de plan global tan deshonesto que impera en el escenario con el seguimiento de corrientes demagógicas. Claro, todo es parte del sostén político y de la historia falseada de las últimas décadas.

    No es extraño arremeter contra la intervención imperialista de EE.UU. Siempre ha sido así, y más desde mediados del siglo pasado. El ser baluarte en el derrocamiento del imperio alemán le dio el derecho de hacerlo, y eliminar a un líder nefasto con planes de conquista humana, lo fue también, y no por ese hecho heroico defendemos su política intervencionista en la vida de cada nación. ¡No, claro que no! Ya que reconocemos que el fascismo se apodero de toda la nación y cohabita ahí. No obstante la política extendida del presidente venezolano alienta una insurrección y un posible estallido bélico, pero con reservas, hasta alimentar la integración formal de intereses comunistas y árabes contra un enemigo común y la nación israelí. El precedente histórico en materia económica y religiosa ofrece todo un espíritu combativo en el escenario político.

    Siempre se ha odiado a los gurús de las finanzas mundiales, a los grandes bolseros; a los prominentes banqueros internacionales de ascendencia judía. El Corán como libro sagrado apela un odio contra la usura; Inspira rencor en sus adeptos contra el acaparamiento del dinero. Odia a los que dirigen los hilos económicos del mundo. Por tal razón, los contrapesos son un plan estelar de los magos del dinero. Y es cierto, EE.UU. ya no es aquella nación ejemplar de antes.

    El capitolio se contamino con la política nazi que arribo en los 60´s del siglo pasado, y que hoy forma parte de un plan global. Muchos de líderes nazis fueron exonerados de los actos genocidas de la segunda guerra mundial en los juicios de Núremberg, y hoy sus genes han penetrado ideológicamente los parlamentos. Así que este hombre que pretende erigirse como un apóstol de la democracia en Venezuela, es un pelele que representa al poder común, y que expone al mundo con sus expresiones paralelas hacia una ola de terrorismo internacional.