• Historias de Resistencia.

ANTE LA POBREZA MIGRAR, LA ÚNICA OPCIÓN PARA LOS MIXTECOS.

 

Por Ricardo García J. & Guadalupe Gómez.

La pobreza extrema es una realidad presente en la mayoría de los municipios que componen la región de la mixteca oaxaqueña, donde los áridos campos, la falta de oportunidades laborales, la violencia ejercida por grupos de guardias blancas y paramilitares son algunas de las razones  substanciales que condicionan que cientos de jefes de familia y familias enteras emigren al norte del país en busca de mejores condiciones de vida.

Además en la actualidad la migración va en aumento por la complejidad del presente modelo de desarrollo económico neoliberal que acentúa la desigual de las familias indígenas y campesinas existentes en esta región al no brindar los espacios laborales donde puedan desempeñar una actividad productiva los jefes de esas familias.      

  • migrantes
  • ANTE LA POBREZA MIGRAR, LA ÚNICA OPCIÓN PARA LOS MIXTECOS.
  • Paralelo a estos factores que originan el fenómeno de la migración de mixtecos hacia los Estados Unidos o algunas entidades en el norte de la república, van apareciendo un conjunto de acontecimientos que trazan problemáticas sociales, culturales y políticas muy propias en esos lugares que dan cuenta del auge de este hecho social que es la migración de mixtecos.  

    Al respecto, la investigadora del Colegio de la Frontera Norte, la Dra. María Eugenia Anguiano señala que la migración indígena de mixtecos hacia el norte del país motiva la aparición de fenómenos sociales y cultures interesantes, ya que en el recorrido que realizan los mixtecos oaxaqueños en búsqueda de mejores oportunidades laborales, en sus tierras de origen se da por un lado, un progresivo desarraigo de sus tierras, que han llevado a los originarios de esos lugares a establecerse en ciudades como Guadalajara, Culiacán, costa del municipio de Hermosillo, Nogales, Tijuana, Ensenada, San Quintín y La Paz, creando paralelamente rutas que se han convertido en zonas de paso de miles de ellos.

    Asimismo, con el fenómeno de migrantes mixtecos se crean asentamiento de grandes contingentes que forman poblaciones de oaxaqueños y mixtecos en esas entidades del país. La investigadora señala que, por ejemplo, en Jalisco, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur los residentes de origen mixteco suman poco más de 15 000 personas. En Sinaloa un creciente número de mixtecos se ha asentado en terrenos cercanos al Valle de Culiacán, con objeto de emplearse en forma alternativa en los mercados de trabajo rural y urbano.

    María Eugenia Anguiano además indica que, en Sonora, en el poblado Miguel Alemán, residen mas de 1 000 mixtecos que laboran en el cultivo de la uva. En Nogales, en la Colonia Oaxaca, viven más de 500 mixtecos; los hombres se emplean como peones de la construcción, mientras que las mujeres se dedican al comercio ambulante. En Tijuana los mixtecos residen en seis colonias populares y trabajan como albañiles, jardineros, trabajadoras domésticas y vendedores ambulantes.

    En la zona costera de Baja California existen 12 asentamientos permanentes y 20 temporales en donde residen los jornaleros mixtecos que laboran en cultivos hortícolas. En el caso de emplearse en los campos agrícolas, su precaria subsistencia depende de los ciclos que marcan los cultivos.

    Además en sus investigaciones la Dra. Anguiano ubicó que en el Valle de San Quintín, Baja California, se emplean entre 15 000 y 25 000 jornaleros agrícolas, cerca del 80% son mixtecos. Un dato que resulta interesante de analizar es aquel que señala que en el país vecino los mixtecos suplen a otros migrantes mexicanos y extranjeros que han dejado de emplearse en los cultivos de hortalizas, frutas y flores, pero también laboran en invernaderos y en pequeñas empresas que ofrecen servicios de limpieza y mantenimiento.

    Indicó que el movimiento de los migrantes supone también el movimiento de su cultura, de su idioma, de sus lazos personales y familiares, su sentimiento de pertenencia a una comunidad recreando las condiciones culturales de origen en los lugares de destino. En Tijuana, por ejemplo, la celebración mixteca del día de muertos es una tradición que caracteriza un mosaico colores y sabores que definen la presencia del pueblo mixteco en esa ciudad fronteriza.

     A la vez, los mixtecos han tenido que enfrentar y aprender las reglas de convivencia cotidiana propias de la cultura urbana de aquellas ciudades, pero incorporan a estas normas manifestaciones regionales de sus usos y costumbres que posibilitan la creación de híbridos culturales en aquellas entidades del país.

    Por su parte el director del Instituto Oaxaqueño en Atención al Migrante (IOAM), Rufino Domínguez Santos, explicó que la situación laboral para los migrantes oaxaqueños y en particular para los mixtecos se recrudece cada vez más, ya que en el norte de país y en los Estados Unidos la competencia laboral es cada día más atroz.

    Aunado con la violación de los derechos humanos a los que se ven sometidos cientos de oaxaqueños en campos de cultivo norteamericano, es común observar que las largas jornadas laborales reflejan una condición de atropello a los derechos más fundamentales de los jornaleros mixtecos. Motivando la aparición de cientos de organizaciones de defensa de sus derechos de origen oaxaqueño.

    Dijo que, sin embargo, en el contexto de la realidad de la mixteca, este pueblo ha mantenido su primacía como principal emisor de migrantes al norte del país, pero: “…lamentablemente es difícil reducir el problema menos aun cuando no existen iniciativas que propicien y generen mejores oportunidades de vida en la región, donde las personas puedan desempeñarse y poder proporcionarles a sus familias el sustento necesario…”, señaló Domínguez Santos.

  • Rufino
  • Rufino Domínguez Santos, director del Instituto Oaxaqueño en Atención al Migrante.
  • Mencionó que cerca de 200 migrantes mixtecos se encuentran recluidos en cárceles de la frontera norte del país, principalmente luego de ser detenidos e interrogados sin la presencia de un abogado o traductores que vigilen el respeto a sus derechos. Ante la situación, explicó que muchos de los migrantes están pagando delitos que probablemente no cometieron, como es el de tráfico de indocumentados.

    Finalmente exhorto a los mixtecos a sumar esfuerzos y luchar en la tierra mexicana  agotando todos los recursos necesarios, y así evitar riesgos e incluso perder la vida, ya que  las condiciones para encontrar un trabajo son difíciles, aunado a la aplicación de leyes racistas en diferentes estados, y se complica más la situación en esta temporada por la disminución del trabajo. El cruce a los Estados Unidos dejo de ser viable.

    En entrevista con Mario Apodaca, migrante mixteco, dijo que el sufrimiento por el que pasan para lograr pasar al otro lado, es doblemente mayor en comparación con las inclemencias del clima al que se tienen que enfrentar, el gasto que implica y sobre todo tener que dejar a sus seres queridos, los peligros constantes, la incertidumbre de ser deportados y lo peor las agresiones y maltratos a los que están expuestos.

    El desempleo es una de las causas más importantes de la migración, debido a que en el campo no hay productividad y los elevados precios de los agroquímicos, desalientan al campesino y lo llevan a buscar su suerte fuera del país.

    Puntualizó que una razón esencial para abandonar a su familia e irse en busca de mejores oportunidades a Estados Unidos,  fue la falta de oportunidad laboral, ya que a pesar de haber culminado una licenciatura, la oportunidad de trabajo fue nula,  sumado con  las deudas que cada vez incrementaban más.

  • Mario
  • Mario Apodaca, migrante mixteco.
  • Refirió que para poder entrar estados unidos enfrento innumerable cantidad de peligros, soportando extremas temperaturas, pasando días sin comer con la única finalidad de culminar su meta, “encontrar un trabajo y poder mandarles un poco de dinero a su familia, ya que no tenían recursos económicos para subsistir.

    Mencionó que el sueño se convierte en pesadilla cuando viven en carne propia la cruda realidad debido a que para lograr su meta tuvo que humillarse ante otros seres humanos que creen ser superiores a los demás y tratan a los mixtecos peor que si fueran animales irracionales, únicamente por tener rasgos que no van acorde con el prototipo del norteamericano.

    Dijo que realizo un total de cinco intentos para pode lograr pasar a la frontera, arriesgando incluso su vida, al grado de fracturarse un brazo y permanecer así por mas de 24 horas sin recibir ningún tipo de atención medica y alimentos pero la necesidad fue aun mayor que sin importar el grave trance decidió continuar hasta culminar con su misión que era entrar a Estados Unidos y trabajar.

    Después de 20 días de intentar cruzar la frontera logro hacerlo solo, lesionado, hambriento, y sin dinero con la única esperanza de sobrevivir  y ser apoyado por paisanos mixtecos que pasaron en algún momento por la misma situación.

    Después de haber logrado entrar al país vecino, empezó a trabajar recogiendo basura de un edificio no obstante sus gastos  era mayor a sus ingresos, en el transcurso de tres meses solo logro mandar 300 dólares a su familia, dándose cuenta de que el sueño americano es solo una falacia que no volverá a repetirse.

    Apuntamos finalmente que la migración se ha convertido en un mecanismo de sobrevivencia de los mixtecos y ya forma parte de la vida cotidiana de este pueblo y es la única salida a su desventura. Los mixtecos son el mejor ejemplo de este proceso de sobrevivencia y resistencia que gestan una cultura de un pueblo indomable y siempre persistente a no morir.