Columna.

  • Punto Critico

LA CRISIS ALIMENTARIA Y LA INVERSIÓN ESPECULATIVA COMO SOSTÉN.

 

Por Miguel Ángel Coronado.

Algo que hemos llegado a comprender últimamente, es que el dinero maldito si vale, y hoy tiene en jaque al sistema económico al reconocido innegablemente como medio perverso para exponerlo en exceso en este libre mercado. Antes, estaba regulado mediante herramientas financieras sobernas como el encaje legal, pero hoy las cosas diametralmente se han vuelto opuestas con las operaciones de mercado abierto que regulan supuestamente el circulante, pero que en realidad solo permite engrandecer la especulación sobre satisfactores económicos; no importando el deterioro que provoque en la economía de las mayorías, y que lo vemos con el absurdo y mal intencionado incremento del huevo y otros productos que castigan en sucesión el ingreso.

La historia de México ha sido siempre discriminatoria hacia el más desprotegido, y más desde 1980 en que nace este modelo neoliberal que inhabilita y trae desgracias, miseria y todo tipo de maldición humana, y debido a la indisciplina jurídica de convenios con el exterior que no resuelven nada. Y observe como el mercado externo ha invadido nuestro sentimiento productivo. Así que acostumbremos a ver el desgaste social que provoca este desequilibrio creado con simuladores tecnológicos de alta creatividad humana. Porque hoy, las crisis sociales se erigen con la infusión del miedo para demandar cualquier bien ofertado, manipulando la mente a fin de costear la especulación para provocar reacción y afecte su poder adquisitivo del consumidor.

  • crisis
  • LA CRISIS ALIMENTARIA .
  • Debemos recordar que en la Alemania nazi se vivió ese sentir en 1922 con el deterioro infausto de marco para traer una hambruna sin precedentes, ya que se necesitaba una carretilla de marcos devaluados para demandar un bolillo por motivos de hambre. Hoy en México parece ser una simetría que se repite y violenta principios constitucionales al castigar nuestro peso, y espere a ver el efecto que traerá la reforma laboral. Así que observe lo deprimente e inquietante que se ve este escenario, y mas con esta crisis de valores en cada hogar tan evidente, y ojala fuese un sentir pasajero, pero la realidad es incuestionable.

    Las reservas internacionales están bajo lupa y al borde de cubrir empréstitos internacionales para acarrearnos una nueva crisis. Los excesos en la intermediación y la falta de un verdadero programa industrial, son un detonador más a la incitación. Asimismo, la sequía mesurable en zonas agrícolas, y en otras con flujos excesivos de lluvia, son un punto mas de detracción, y todos operados a un nivel técnico. Si, oyó bien, cambios intencionados sobre la composición del clima. Una alteración genocida, y eso es lo que ha hecho que los dueños del dinero especulen mas y mas sobre el suministro de las materias primas para encarecer los costos y alentar un mercado tramposo con fabricación usurera en el mercado de los derivados y comodities de alimentos; que no son mas que apuestas dinámicas sobre los precios internacionales de los insumos para favorecer solo a especuladores. Así que esto representa el verdadero festín para un programa de austeridad mundial.

    Por tal razón, el 90% de ese gran caudal monetario emitido sin trancas, engrosa las tesorerías de las grandes empresas financieras que negocian los “spreads” de intercambios monetarios en ese interés destructivo, y con el apoyo poco ético de los reguladores del sistema que también están casados con el mismo interés para acabar con los sectores productivos. Así que este es el mundo de Monsanto, negociando la subsistencia del ser humano. Ha destruido la forma tradicional que caracterizo al campo mexicano. Sus ensayos bioquímicos han envenenando las hortalizas y un sin fin de frutas y cereales. Los alimentos transgénicos provocan enfermedades. Así que Monsanto es dueño de las materias primas y manipula el desabasto, y por su parte Walt Mark, condena al libre arbitrio a pequeños productores para satisfacer su demanda e interés especulativo.

    Estos dos monstruos corporativos dominan el mercado domestico de cada nación al minimizar la oferta e acrecentar la demanda, para satisfacer un sueño de dominación y aceleración de una crisis social de austeridad en el contexto internacional, que será financiada con dinero caro salido de las fuentes crediticias. Porque entiéndase que hoy todo se concerta y financia así, en esa transición de locura para operar una unidad de cuenta electrónica en ese sentir de control permanente sobre nuestras operaciones comerciales.  

    Correo: mcorona94@hotmail.com