MAIZ SE MOVILIZA Y TOMA CARRETERA EN LA MIXTECA Y HUATLA DE JIMÉNEZ.

 

Por APIM.

Huajuapan de León, Oax.- “El cansancio y el desánimo de la población por el fracaso de la vía electoral para lograr reivindicaciones sociales y las trasformaciones profundas requeridas en la vida del país, se ha visto frustrada por la traición y la compra de millones de votos que impusieron a Enrique Peña Nieto, quien demostró el rostro de la represión el primero de diciembre…” así lo manifestó Omar Esparza, dirigente del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) en Huajuapan.

El líder zapatista señaló que MAIZ manifiesta su inconformidad ante el retorno del PRI al Gobierno Federal, partido que está articulando una estrategia para socavar a todas las organizaciones sociales, sindicales, asociaciones civiles defensores da los derechos humanos y a periodistas incomodos. Estrategia que tiene bien ensayada y que consiste en librar una guerra de baja intensidad hacia estos actores sociales, señaló el zapatista.

Con la toma de la carretera federal Huajuapan de León-Oaxaca y el puente de Fierro Huatla de Jiménez, demandaron al gobierno tanto federal y estatal se consulte a los pueblos Indígenas, como lo marca el convenio 169 de la Organización Internacional de trabajo, y La Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas y otros instrumentos internacionales, para no permitir la entrada de mineras extranjeras otorgado concesiones para la explotación de los recursos naturales que le pertenecen al pueblo oaxaqueño.

  • omar
  • Omar Esparza, dirigente del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) en Huajuapan.
  • La toma de las carreteras es una forma de hacer consciente a la población que en los municipios de Tezoatlán de Segura y Luna, San Gerónimo Silacayoapilla, Santiago Ayuquililla y San Miguel Amatitlán entre otros, está ya en marcha la explotación de los recursos minerales de esas poblaciones, los cuales traerán cambios adversos para la región y sus habitantes, señaló Esparza Zarate.

    Asimismo manifestó la cancelación de los proyectos eólicos en el istmo de Tehuantepec, en la comunidad de San Dionisio del Mar, y la detención de la termoeléctrica en la comunidad de la Huexca, Morelos, sus pobladores han sido amenazados por no permitir que estas empresas trasnacionales despojen a la población de su territorio y de sus bienes.

    Finalmente, Esparza Zarate señaló que siguen demandando justicia y castigo para los asesinos de Bety Cariño quienes siguen libres y protegidos por algunos personajes de la actual administración estatal. Agrego que el actuar de la fiscalía que está a cargo de los delitos de alto impacto de trascendencia social, está llevando el caso con lentitud, por lo que demandan la ejecución de las 12 órdenes de aprehensión contra los asesinos que siguen sueltos, externó.