FALTA DE CULTURA EN EL AHORRO DEL AGUA EN HUAJUPAN.

 

Por Rubí López/APIM.

HUAJUAPAN DE LEÓN, OAX.- Hoy en día el asunto de la escases del agua esta vinculado al desperdicio del agua potable debido porque no se tiene una cultura que promueva un ahorro del vital liquido ya que gran parte de los habitantes de esta ciudad no han concientizado que no se poseen las fuentes cercanas que abastezcan de este recurso, así lo comentó Héctor Barragán Legaría administrador del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Huajuapan (Sapahua).

El 80% de los huajuapaños desperdicia el agua potable expresó el funcionario, ya que carecen de una cultura y educción hacia el cuidado de este liquido. Muchas de estas actitudes se ven en conductas tan sencillas como el dejar llaves abiertas y dejando sin desatender fugas domiciliarias.

Barragán Legaría expresó que desconocen la cantidad de agua que se desperdicia al día, debido ya que no cuentan con micro medidores para conocer el número de metros cúbicos que se desaprovechan.

  • agua
  • En Huajuapan no se tiene una cultura que promueva el ahorro del vital liquido, así lo comentó Héctor Barragán Legaría administrador del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Huajuapan (Sapahua).
  • El funcionario del SAPAHUA externo: “hemos sido testigos que personas de distintas colonias lavan sus banquetas y autos con manguera dejando el grifo abierto, o en el hogar al bañarse dejan abierta la regadera del agua, desperdiciando entre 5 y 6 litros por ducha. Esto esta relacionado a una falta de una cultura y cuidado del agua”.

    Insistió en que el problema de las fugas no deriva precisamente de ello, toda vez que los organismos operadores de agua potable y drenaje, están al pendiente para atender cualquier llamado de la sociedad y reparar la tubería dañada.

    Abundó que en las poblaciones se estima que se desperdicia el 30 por ciento del agua potable que llega a los hogares, ya sea por descuidos directos o por la falta de medidas para ahorrar el agua.

    El caso del agua, dijo, es preocupante ver cómo se desperdicia en la irrigación de los jardines públicos y en los hogares, pues esto se realiza durante el día cuando debería ser en la noche, y basta con hacerlo una vez por semana.

    Finalmente exhorto a la ciudadanía para mejorar el cuidado del agua no solo en tiempo de sequía, si no de manera permanente debido a que ese recurso vital no es renovable, “tenemos que cuidarlo, porque si se nos acaba, que vamos hacer, si lo requerimos para vivir”.