Santo “Niño de Atocha”, tradición y fe en Yosocuta.

Por Ricardo García J. & Lizet Ramos /APIM. .

San Francisco Yosocuta, Oax.- La veneración a la imagen del Santo Niño de Atocha en la comunidad de San Francisco Yosocuta comienza hace 31 años y según versiones de los fundadores del pueblo, un fugitivo que escapaba de la ley llegó al lugar pidiendo agua y comida a los vecinos de la localidad, misma que le fue otorgada, en un acto de agradecimiento el delincuente les entregó la imagen del Santo Niño a quienes lo alimentaron y saciaron su sed. Los mas antiguos residentes de Yosocuta creen que la imagen había sido sustraída de algún  pueblo entre los limites de Oaxaca y el Estado de Puebla días antes, y según su narración, el fugitivo les suplicó que oraran por él ante la imagen a quien le guardaba un amplio respeto y le tenia mucha fe, y fue de esta manera como el pueblo adopto a su santo y lo empezó a venerar comenzando una tradición.

El inicio de una tradición

Cuentan los pobladores San Francisco Yosocuta, Oaxaca, que hace 31 años, un señor de tez blanca llegó al pueblo huyendo de la justicia y ante el cuestionamiento de los hombres y mujeres del lugar, el hombre confeso que era perseguido por la justicia y argumentó que se le acusaban de un crimen que no había cometido. El fugitivo pidió a los miembros de la comunidad comida y agua pues tenia varios días que no probaba bocado alguno. Entre sus escasas pertenencias llevaba consigo estaba la de una mochila polvorienta que en su interior portaban la imagen del “Santo Niño de Atocha”, que días antes había desaparecido de un poblado entre los limites de Oaxaca y Puebla según narra el señor Amador Cisneros.

  • nino atocha
  • La veneración a la imagen del Santo Niño de Atocha en la comunidad de San Francisco Yosocuta comienza hace 31 años.
  • El señor Cisneros indica que él tenia en su posesión la imagen de este santo, que le fue entregada por para su custodia por otros miembros de la comunidad que tuvieron contacto directo con el hombre de tez blanca y de largos cabellos, más señala nuestro entrevistado que no estaba tranquilo porque la imagen del Santo Niño de Atocha quería residir permanente en Yosocuta, según se revelaba en los sueños del señor Amador Cisneros.

    El custodio de la imagen nos señala que hasta el momento siguen ignorando el nombre de esta persona que en su huida traía consigo la imagen, misma que les entregó e inmediatamente se fue, no sin antes rogar a los pobladores que oraran por él ante la imagen que les dejaba a su cuidado, dijo Amador Cisneros, oriundo del lugar y de oficio pescador.

    Ante la situación y al ver la fe que este desconocido tenía en el santo, y consientes de que ellos no eran quien juzgarían a su prójimo, los habitantes de la comunidad elevaron oraciones a favor del fugitivo para que este intercediera a favor de él en caso de ser inocente, tiempo después los habitantes de Yosocuta, decidieron celebrar al santo cada año, precisamente el día 6 de enero.

    La otra versión

    Otra de las versiones que se maneja de la existencia de esta imagen, la da Don Manuel Sánchez, habitante del lugar, quien narra que la imagen del venerado fue donada por un médico que llegó a la comunidad mas o menos al mismo tiempo que el fugitivo y que ayudó a los pobladores a sanar de sus enfermedades de manera gratuita algunas de las cuales tenían un diagnóstico fatal.

  • nino01
  • Los habitantes de la comunidad elevan susoraciones a favor de la imagen .
  • Así que a parir de ahí los habitantes veneran a este santo cada 6 de enero como una muestra de fe, devoción y agradecimiento a los favores recibidos por la imagen y haberlos salvado de una muerte que los médicos habían pronosticado para sus seres amados.

    De igual forma declaran los fundadores del pueblo que hace tiempo, unos 15 años atrás, en la presa de Yosocuta la producción de peces escaseaba, por lo que solicitaron a los custodios de la imagen les permitieran acercarla a la orilla de la presa para les ayudara a que las mojarras y otros peces se reprodujeran y contar con el alimento diario para sus familias y producto para la venta del mismo, lo cual fue concedido ya que después de hacerle esta petición la pesca empezó a mejorar, lo que hizo que pensaran en alguna forma de mostrar su agradecimiento por lo que en una reunión con todos lo habitantes del lugar decidieron que la mejor manera de mostrar su agradecimiento por lo favores recibidos de la imagen era celebrarla cada año tal y como lo hacen con su Santo patrono que es “San Francisco de Asís”.

    La adopción de la imagen por los pescadores

    Después de poco mas tres décadas de venerar al “Santo Niño de Atocha”, los lugareños y en especial los lancheros y pescadores de la Presa de San Francisco Yosocuta han adoptado a la imagen como su santo protector a quien le piden los proteja, los ayude y bendiga su trabajo diario para que su pesca sea favorable y puedan alimentar a sus familias honradamente.

  • nino02
  • Los lancheros y pescadores de la Presa de San Francisco Yosocuta han adoptado a la imagen como su santo protector.
  • Es así como generación tras generación, la veneración a esta imagen es llevado a cabo cada año por los miembros de la comunidad quienes sacan a la imagen en peregrinación a lo largo de la carretera y por lo diferentes barrios de la comunidad, con la finalidad de recordad a los habitantes del lugar que deben de trabajar honradamente y estar dispuestos ayudar a los demás con lo poco que tienen Yosocuta señalan sus habitantes.

    Para que la festividad salga lo mejor posible, la comunidad se organiza mediante tequio y cooperar en la celebración teniendo como dirección a una persona quien es nombrada como “mayordomo” y es el encargado de la organización de la fiesta tomando en cuenta que la familia de este es la que aporta la mayor cantidad de dinero para la conmemoración, no obstante también es apoyado por las contribuciones voluntarias de los paricipantes en la misma, quienes ya sea de manera económica o en especie (fríjol, maíz, arroz, jitomate, chiles secos, tortillas, pan, café),  dan su donación para la comida colectiva a la que son invitados todos los habitantes de la población y personas que llegan de distintos puntos de la republica mexicana y del extranjero.

    Asimismo llevan a la iglesia del pueblo sus peticiones acompañadas de velas, veladoras flores y contribuciones económicas para la milagrosa imagen, las cuales son administradas  por el comité designado con anterioridad  para el mejoramiento y mantenimiento  de la iglesia y de la misma imagen, así como un fondo para cualquier emergencia que se presente en la comunidad religiosa.

  • nino03
  •   Nuevas formas de agradecer a la imagen.

    Con el paso del tiempo los pescadores San Francisco Yosocuta han tratado de hacer más atractiva su festividad religiosa con el fin de mostrar su agradecimiento a la imagen del Santo Niño de Atocha, por lo que en este año 2012 por primera vez en la historia de la existencia de su imagen, los miembros de la localidad tomaron la iniciativa de realizar una peregrinación en las aguas de la presa, siendo el cuatro de enero el día que da inicio a la festividad religiosa que dura tres días.

     

    En la mencionada peregrinación participan más de 20 lanchas adornadas con palmas, flores y globos, donde familias enteras de fieles llevan la imagen a bordo, así como antorchas para iluminar la noche del transitar de los botes que pasean a la imagen venerada, no sin antes realizar una serie de rezos y cantos en torno a un altar improvisada en una de las orillas de la presa de donde parte la imagen en su recorrido hasta el templo ubicada en el centro de la zona de residencia de los pescadores.

    En este mismo lugar los habitantes de Yosocuta piden la intercesión de la imagen por la paz mundial, por el empleo, por la salud y sobre todo por las personas que están encarceladas por delitos que no han cometido. Asimismo, solicitan que el año que esta por empezar, sea un ciclo mejor que el anterior para sus familias puedan vivir dignamente y sus hijos continúen su educación escolar para salir adelante y dejar atrás las condiciones en las que viven actualmente.

  • nino05
  • En medio de la noche decenas de lanchas adornadas con palmas, flores y globos, llevan a bordo la imagen del Santo niño de Atocha.
  • Acto seguido y de manera ordenada las lanchas de remos y algunas de motor, se formaron en dos líneas para dejar al centro la lancha principal que transportaba a la imagen del Santo Niño de Atocha, iniciando por su peregrinación en las heladas aguas de la presa, en vueltos en continuos rezos, cantos, alabanzas y porras a su venerando a su Santo.

    Minutos después de su punto de salida cercano a la cortina de la presa, llegan a las orilla de la presa donde se ubica el atracadero y en la zona de restaurantes, misma donde centenares de fieles esperaban con alergia y entusiasmo a los peregrinos que portan la imagen.

    La fiesta del pueblo de Yosocuta, que a lo largo de 3 días los fieles devotos solicitan y agradecen favores a la imagen venerada, como una forma de agradecimiento y cariño hacia el santo que les dejaron a resguardo 3 décadas atrás.