VIACRUCIS EN ASUNCIÓN NOCHIXTLAN, OAXACA.

 

Por Ricardo García Jiménez /APIM. .

La representación del Viacrucis que se celebra cada año en el municipio de Asunción Nochixtlan es una de las festividades religiosas más concurridas y mejor montadas que acontece en esta parte de la región de la Mixteca. Esta ciudad azotada por la pobreza, marginación y los altos índices de migración no detiene la puesta en escena del viacrucis o camino a la cruz que desde hace 50 años se lleva a cabo.

La devoción de los habitantes de Nochixtlan, se encuentra presente en la práctica de cualquier actividad de la vida cotidiana de sus pobladores. Dentro de las prácticas religiosas con mayor peso se encuentra el culto y el fervor a las representaciones de la vida y pasión de Jesucristo que ejemplifica para los miembros de esta población un ejemplo de los valores éticos y morales que puede poseer un ser misericordioso.

Año con año una multitud se reúne en esta ciudad, para que el viernes santo atestigüen la Pasión de Cristo, dramatizado por fieles los fieles de los diferentes templos que se ubican en esa localidad.

  • azote
  • .
  • A lo largo de cientos de metros que definen el trayecto que recorre el Cristo, los files montan una valla que va acompañando el suplicio del Cristo redentor que carga una pesada cruz de madera que es donada por varias familias importantes del lugar como un símbolo de perdón por todos aquellos pecados que pudieran ser cometidos durante un año.

    Las Siete Caídas, los azotes infringidos al condenado a muerte y los dos ladrones que lo acompañan al calvario, son representados por fieles que con devoción representan a estos personajes, pero que más allá de la representación, esta es un distinción que ubica a estos actores como personas nobles y horradas que son reconocidas por la población.

    La crucifixión se lleva a cabo en el atrio de la catedral de esta localidad donde la muerte camina a un lado de los condenados haciendo recordar que esta se encuentra presente a un lado de cada fiel como una señal de que todo tiene un fin.

     

    azote01

     

    azote02

     

    azote03

     

     

     

     

    Fotos: Ricardo García Jiménez/APIM.