EL TEMPLO DE SANTIAGO APÓSTOL DE TEJUPAN, OAXACA.

 

Por Ricardo García Jiménez /APIM. .

Villa Tejupam de la Unión, Oaxaca.- La presencia de la orden dominica en la región de la mixteca permitió, desde el punto de vista arquitectónico, levantar los templos más monumentales de su estilo como en ninguna otra parte de la entidad; conventos, seminarios, capillas e iglesias abiertas son sólo una muestra de este gran arte que sigue cautivando a quienes visitan esta maravillas del ingenio y trabajo de españoles e indígenas mixtecos. Muestra del destello del arte arquitectónico de la orden dominica es el Templo de Santiago Apóstol y del convento anexo, mismo que fue construido en el siglo XVI.

El conjunto se integra por un gran atrio, con barda almenada de dos accesos, y una nave que alberga convento y el templo. Esta construcción en comparación con las otras existentes en este punto de la región es mucho más modesta y no monumental como as de Coixtlahuaca, Yanhuitlan y Teposcolula, pero no por ello menos bella.

La Villa de Tejupan de la Unión se localiza al noroeste de la Ciudad de Oaxaca, a 119 kilómetros por la Supercarretera 131-D hasta Nochixtlán y de ahí por la Carretera Federal No. 190 hacia Huajuapan de León, pasando Yanhuitlan y la desviación a Tlaxiaco  se puede llegar a la población se puede ver a pie de carretera el Templo de Santiago Apóstol. El tiempo aproximado desde la capital del estado es de 1:25 min.

  • Tejupan
  • .
  • La fachada principal del templo está constituida por una torre que flanquean a una portada de dos cuerpos y remate. En el primer cuerpo de la fachada resalta el vano de acceso, que corresponde a la arquitectura original del siglo XVI. Está compuesto por un arco de medio punto, sobre pilastras, presentando un decorado mediante casetones  que terminan en punta de diamante.

    A los lados del acceso se localizan columnillas acanaladas, que forman intercolumnios donde se alojan dos pequeños nichos con venera y peana. En el segundo cuerpo se encuentra la ventana coral en ajimez. El remate es un frontón con un nicho en su tímpano. Una de sus torres tiene un campanario de dos cuerpos, que contiene vanos con arco de medio punto dovelado, flanqueados por pilastras jónicas.

    A su extremo derecho se encuentra una capilla abierta con acceso de dos arcos y al fondo una puerta que da al interior del claustro, esta estructura difiere por su estilo y los materiales empleados con el del de la nave principal.   

    Investigadores y cronistas  aseguran que la construcción posee en sus paredes escritura y  códices asentados por los mixtecos originarios de esta parte de la región, mismos que con el tiempo y los revestimientos de las paredes por medio de yeso han quedado cubiertos de la mirada de los visitantes.

    Testimonios documentados señalan que también en sus paredes originales hay escritos en Náhuatl por los Tlacuílos de Nuhuzahui, pertenecientes al reinado de la cacica Doña Catalina, que se ostentaba como una Dzehe del Yha prestigiosa. Fue esta mujer quien nombra al Santo patrón de Tejupan y se declara como asentamiento de paso que une algunas poblaciones de la región, así se simbolizan en manuscrito o códices que dan cuenta de este lugar.

  • tejupan
  • .
  • En el interior del templo, la planta arquitectónica es de una sola nave, cubierta con bóveda de cañón corrido. Lo sobresaliente son sus retablos dorados con características del estilo barroco muy característico de en los templo dominicos. El retablo principal está compuesto de tres cuerpos, tres calles verticales y remate mixtilíneo. En los compartimentos se encuentran cuadros con diversos pasajes religiosos y esculturas, entre las que destaca la de Santiago Apóstol.

    El claustro se encuentra a la derecha del templo. Su portería está compuesta por dos grandes arcos de medio punto moldurados, soportados por tres columnas dóricas. En las enjutas, que forman los arcos, se encuentra un escudo dominico en alto relieve.

    Es de destacar que investigadores del INAH señalan que una de las ultimas cacicas que reinaron en esta parte de la mixteca, Doña Catalina, posiblemente este sepultada en alguna arte del atrio de este templo cerca de algún punto de la barda perimetral del complejo.

    Al extremo izquierdo de la fachada principal, en el atrio se encuentra la base de una cruz atrial, con una leyenda que dice: “Recuerdo de la Santa Misión, dada por el Sr. Canchon. D. Mariano Palacios. Tejupan, Mayo 12, 1899, siendo el R.A.P. L. Luis C. Garnica”.

    Lo que hace suponer que en este lugar fungía como un centro ceremonial importante para los camineros y comerciantes que transitaban por este punto a distintos destinos al interior de esta microrregión.

    Tejupan y el templo de Santiago Apóstol forma parte de la influencia que los Dominicos ejercieron por esta parte de la mixteca, mismos que dejaron una huella de su arte arquitectónico y como el trabajo evangelizador a los naturales de la mixteca.

  • tejupan
  • .
  • Pero más allá de los pasajes obscuros de esta cristianización, los trabajos en la edificación de estas estructuras agregan la admiración de tan impresionantes obras.  

     

     

     

    Fotos: Ricardo García Jiménez/APIM.