GUADALUPE CUAUTEPEC, UN EDÉN EN LA MIXTECA.

 

Por Ricardo García Jiménez /APIM. .

La presa de Guadalupe Cuautepec, agencia perteneciente al municipio de San Juan Bautista Suchitepec, se localiza a 225 kilómetros de la capital del Estado y a 42 kilómetros de la ciudad de Huajuapan de León. La superficie total de este  municipio es de 38.28 km2. En su orografía destaca la cadena de montañas muy escarpadas que posibilita la formación de arroyos que unen a las afluentes del sistema del Rio Balsas. Hay que destacar que debido a la alta sismicidad que presenta el lugar y los constantes deslizamientos de tierra y derrumbes que han bloqueado el causes de ríos es que desde hace mas de 5 décadas se formo esta presa natural de esta agencia.   

 Esta presa forma parte del sistema vasos hidrológicos con los que cuenta la región de la mixteca, presas que muchas de ellas se han formado por los caudales de arroyos y ríos que en época de lluvia posibilitan reabastecer estas cuencas que represan el vital líquido.

Hay que resaltar que este fenómeno natural también ha traído consigo cambios importantes en las actividades de los miembros de esta localidad de Guadalupe Cuautepec.

  • cua01
  • .
  • Ya que aparte de ser un importante deposito que almacena más de 500 mil metros cúbicos de agua que se utiliza para el riego agrícola, las 50 familias de esta han encontrado en proyectos productivos alternativos como la cría y producción de Mojarra Tilapia, como proyectos de eco-turísticos a través de la organización de una cooperativa que le posibilite sobrevivir en un medio tan adverso carente de fuentes de empleo como es en la mixteca.      

    La presa de Guadalupe Cuatepec cuenta con un pequeño atracadero para los miembros de la localidad; en sus tranquilas aguas los visitantes pueden hacer un paseo en lachas de remos que los mismos comuneros los trasladan por la extensión de la misma, no se permite nadar por las condiciones de su lecho que esta integrado por plantas y arcillas que no posibilitan la practica de la natación.

    A los visitantes del lugar, se les permite pescar a las orillas de la presa, y del producto obtenido se lo pueden llevar sin ningún costo siempre y cuando prometan prepararlo y no tirarlo. Existen en la presa especies la carpa, la mojarra tilapia y el bagre que han sido introducidas por los miembros de la localidad para tener una variedad de estas especies.

    A la orilla de la presa podemos encontrar un pequeño restaurante comunitario donde se puede disfrutar de ricos platillos que presentan distinta formas de preparar la mojarra tilapia. También en este establecimiento nos pueden preparar lo que los visitantes pescan con un pequeño costo adicional.

    Rosalía Gallardo Serano, responsable del comedor comunitario de esta localidad, señala que tiene la fortuna de trabajar en algo productivo, y muy apetitoso como es la preparación de mojarras en distintas formas como a la parrilla, a la diabla, empapelada, al mojo de ajo, frita, en caldo, rellena entre otras formas más, ya que cada una de ellas son las maneras en como estos deliciosos platillos se les ofrecen a los visitantes de Guadalupe Cuautepec.

  • cua02
  • .
  • Nuestra entrevistada señaló que debido a la necesidad de satisfacer las demandas de los miembros de esta localidad, hace ya mas de 20 años decidieron organizarse y emprender todas las familias un proyecto para crear una cooperativa que les ayudar a impulsar  opciones productivas y turísticas como un medio de vida que les permitiera sobrevivir, situación que los obligo aprender diversos oficios relacionados con estas actividades.

    Doña Rosalía nos menciona que la mojarra tilapia es de las especies que más abundan en la presa de Guadalupe Cuatepec, y aunque anteriormente estaba considerada como una variedad de bajo valor comercial y poco codiciada, en la actualidad es todo lo contrario, es un pez de alto valor comercial, nutricional que lo mismo se puede encontrar en aguas dulces o saladas.

    La encargada del comedor comunitario señaló además que estas especies se han adaptado a las condiciones ambientales del lugar, y que de hecho no necesitan ser alimentadas artificialmente debido a que el estanque de agua les provee todo lo necesario para su reproducción.

    Por lo que estas mojarras en el momento que son pescadas, inmediatamente se lavan, se limpian, se fríen y son servidas al visitante al visitante para que disfrute el sabor de una mojarra recién salida de la presa.  

    La presa de Guadalupe Cuautepec es fuente prácticamente inagotable de mojarra tilapia y especies de estos productos, mismas que son aprovechadas por las familias que viven en la orilla de la presa. Un dato interesante es que de jueves a domingo el comedor comunitario sacar entre 25 y 30 kilos de mojarra para atender la demanda de los comensales, mas un adicional entre 10 y 15 kilos más que los visitantes y miembros de la comunidad pescan para llevarse a sus casas.

  • cua03
  • .
  • Don Nicanor Torres es un pescador que tiene entrego de mojarras en el comedor comunitario, dice que dos o tres veces al día de miércoles a domingo sale a la presa a pescar, señala que sus entregas constan de 10 a 12 kilos cada una de ellas. La cantidad de mojarras que pesca en la presa le da para medio vivir o mejor dicho “para irla pasando”.

    De las pocas ganancias que obtiene de su pesca vive tranquilamente, ya que de la venta de las mismas en el comedor comunitario, cada platillo tiene un costo entre $45 y $50 pesos, mismos que llevan una relación de los productos elaborados y expendidos para repartirse las ganancias entre todos los que hacen el tequio del comedor.

    cua

    Hay que destacar, que la administración del comedor se va turnando cada año, mismo que las familias beneficiadas en ese lapso de tiempo tiene la obligación de salvaguardar la presa y sus alrededores, como de contribuir con las aportaciones económicas para la festividad en honor a la Virgen de Guadalupe que se celebra cada 12 de diciembre en esta localidad.

    En su paso por la mixteca, el turista no pude dejar de visitar la Presa de Guadalupe Cuautepec que es un pequeño edén perdido en la majestuosidad de la agreste orografía de la Mixteca.    

     

    cua
    cua
    cua
    cua
    cua
    cua

     

    Fotos: Ricardo García Jiménez/APIM.