LA CASA DE LA CACICA, JOYA ARQUITECTÓNICA DEL SIGLO XVI.

 

Por Ricardo García Jiménez /APIM. .

San Pedro y San Pablo Teposcolula.- La llamada Casa de la Cacica de Teposcolula es una de las muestras arquitectónicas que fusionan los estilos mixteco-europeo desarrollado durante el siglo XVI en pleno proceso de formar la colonia española.

Este conjunto de habitaciones según cita el investigador Ronald Spores, fue construido alrededor del año 1560. La Casa de la Cacica, según el antropólogo representó el lugar de residencia de los señores naturales o señorío mixteco de Teposcolula.

El yuhuitayu o señorío fue en su tiempo una jurisdicción política-militar de gran importancia durante la época Posclásica. En el momento de la conquista española de estas tierras por el año de 1520, había al menos 30 “estados ciudades” en la región nduzahui, que abarcaron desde Acatlán (Puebla), la Costa Chica de Oaxaca, la cañada de Cuicatlán, el valle de Oaxaca, la región chatino-zapoteca y algunas localidades entre frontera con el estado de Guerrero.

  • cacica
  • .
  • Según Ronald Spores, los reyes y reinas mixtecos que gobernaron estas tierras son bien conocidos gracias a los documentos pictográficos o códices que se encuentran en distintos museos y centros de investigación en la Republica Mexicana.

    Los señoríos o cacicazgos más importantes de la Mixteca fueron: Tilantongo, Tututepec, Achiutla, Yanhuitlán, Jaltepec, Coixtlahuaca, Tamazulapan, Tejupan, Tlaxiaco y Teposcolula. Asimismo sus caciques, o señores gobernantes, persistieron como una estructura paralela a la autoridad militar española durante toda la colonia y varios de estos caciques conservaron sus privilegios, propiedades personales y sus territorios hasta los inicios del siglo XIX.

    Pero el cacicazgo de Teposcolula cobra una importancia significativa debido a su enorme extensión territorial y por la gran concentración de personas que residían en ese tiempo. Durante la época colonial, la cabecera de este cacicazgo estuvo ubicada en lo que hoy es el municipio de San Pedro y San Pablo Teposcolula, que aglutinaba a numerosas localidades vecinas que reconocían a los caciques de esta región, mismos que pagaban pagaron tributo y servicios personales a los señores de esta parte de la entidad.  

    Hay que resaltar que complejo de estructuras arquitectónicas y propiedades que pertenecieron al cacicazgo de Teposcolula comprendieron un amplio conjunto de casas, solares y otras construcciones situadas en la cabecera de este municipio y  en el cerro de Yucundaa. Todas las construcciones existentes en el lugar constituyeron el Tecpan o residencia real de los señores. Pero debido a la proliferación de nuevos centros de desarrollo habitacional hoy en día existe una destrucción sistemática e insensible de la arquitectura colonial en Teposcolula, se han perdido gran parte de esos monumentos históricos debido a la construcción de núcleos residenciales.

  • cacica01ccica01
  • .
  • La llamada Casa de la Cacica, que aún sobrevive hoy en día, es singular conjunto de estructuras que combinan los estilos arquitectónicos mixteco-europeo que se fusiono hacia fines del siglo XVI. Mismo que aún es posible observar en esta construcción que fue sometida a un proceso de rehabilitación por parte de las autoridades y técnicos del INAH en conjunción con el ayuntamiento de Teposcolula para su rescate.

    Para el investigador James B. Kiracofe, este importante grupo estructuras conservan un componente histórico-arquitectónico que describe la hibridación de un estilo en la construcción y diseño de las habitaciones que albergaron a los señores de estas tierras.

    Kiracofe afirma que la Casa de la Cacica de Teposcolula es en realidad un recinto que incluye una estructura principal con un friso de discos ornamentales característico de una residencia real, y varios edificios más pequeños localizados dentro de un gran rectángulo amurallado.

    Los muros de delimitación miden 18.30 m por el oeste, 22 m por el lado este, y 20.30 m por el sur y el norte; son aproximadamente 410 metros cuadrados. La edificación principal mide 9.50 m en sus lados oeste y este y 5 m en los muros sur y norte, para un total de 47.5 metros cuadrados.

    Las paredes básicas miden entre 4.80 y 5.30 metros y no reflejan un gran deterioro, pero los perfilares y cuartos adyacentes han sido maltratados o, en el mejor de los casos, descuidados.
  • cacique01
  • .
  • Seguramente la casa principal se construyó antes que los cuartos y los muros adyacentes, pero no es posible hacer conclusiones hasta contar con estudios más detallados, próximas excavaciones y una consolidación de la estructura.

    Kiracofe señala que la semejanza de la Casa de la Cacica y su friso de discos como símbolo de máxima autoridad con otras casas reales construidas antes de 1565 en Texcoco y Tenochtitlan, representadas en el Códice Osuna y en el Códice Mendoza.

    También argumenta que el arte y la arquitectura colonial de Teposcolula representan una fusión de conceptos y técnicas indígenas y europeas, lo cual permite pensar que la Mixteca no se occidentalizó por completo; pese a las presiones de la cultura europea, los mixtecos mantuvieron su identidad, su cultura y sus símbolos, y es la Casa de la Cacica ejemplo de esa resistencia a la cultura europea que no la eclipso en su totalidad.

    cacique

     

    Fotos: Ricardo García Jiménez.

     

    RESIDENTES DE LA CASA DE LA CACICA, 1560 A1760


    CACIQUE

    PERIODO

    Don Felipe de Osorio

    Cacique-príncipe (m. en 1563).

    Doña Inés de Osorio

    (m. en 156?), cacica, y su esposo don Felipe de Austria, cacique de Tilantongo y Teposcolula (hasta 1569).

    Doña Catalina de Peralta

    Cacica, y su esposo, Diego de Mendoza, cacique de Tamazulapan (hasta 1600?).

    Don Baltasar Velasco y Guzmán

    Cacique de Teposcolula y muchos otros pueblos, con su esposa y varios hijos (desde 1600? Hasta 1640?).

    Don Francisco Pimentel y Guzmán

    Cacique de Teposcolula, Yanhuitlán, Tututepec y muchos otros pueblos (de 1640 hasta su muerte en 1685), con su esposa, doña Lucía de Orozco y Cortés, y cinco hijos.

    Don Agustín Carlos Pimentel y Guzmán y Alvarado

    Cacique de Teposcolula, Tututepec, Tilantongo y muchos otros pueblos desde 1704 hasta su fallecimiento en 1736, con su esposa, Lucía Ramírez de León, cacica de la villa de Etla y varios hijos.

    Doña Faustina Pimentel Alvarado Ramírez de León

    Cacica de Teposcolula, Tilantongo, Tututepec, Jamiltepec, Tezoatlan, Etla y otros pueblos, con su esposo, don Martín Carlos de Villagómez y Guzmán, cacique de Silacayoapan, Acatlán, Petlalcingo, Yanhuitlán y otros pueblos, y sus hijos, desde 1736 hasta cerca de 1760. Después de 1760 es difícil decir cuáles de los caciques Pimentel Alvarado Villagómez Guzmán vivían en la casa o por cuánto tiempo. Tenían muchos cacicazgos en Oaxaca y Puebla; frecuentemente cambiaron de residencia entre la Mixteca y las ciudades de Puebla, Tehuacán y Oaxaca.

    Fuente: México desconocido No. 254 / abril 1998.