CAMINADO POR EL PARQUE JURÁSICO DE LA MIXTECA.

Por Ricardo García Jiménez. /APIM. .

Rosario Nuevo, localidad perteneciente al municipio de Tezoatlan de Segura y Luna, ha comenzado a ser noticia en diferentes medios de comunicación y en páginas y sitios electrónicos por una serie de descubrimientos geológicos que han llamado la atención del mundo académico nacional e internacional.

Cientos de hallazgos realizados en este lugar se deben a la entusiasta y comprometida labor del Geólogo Jorge Jiménez Rentería, quien en el año de 1994 llegó a esta localidad para hacer estudios relacionados a su campo que le servirían para incluirlos en sus trabajos académicos y que posteriormente serían integrados a su tesis de grado. El caminar por esta parte de la mixteca fue para Jorge Jiménez un descubrir continuo de la gran riqueza que encierran estos suelos debido la existencia miles de piezas petrificadas como árboles, insectos, crustáceos, entre otros, que datan del periodo Jurásico correspondiente a la era Mesozoica, la cual se distinguió por la presencia de grandes reptiles y diversos dinosaurios que existieron hace unos 200 millones de años.

El ingeniero Jiménez Rentería nos comenta que en esta parte de la mixteca su morfología pétrea muestran cambios importantes que hacen pensar que durante ciclos alternados por las que transito esta región estuvo sumergida y formaba parte de un gran océano existente en ese tiempo (hace 200 millones  de años), pero con la permanente evolución del planeta y el constante cambio de las placas tectónicas, la mixteca empezó a emerger de forma gradual hasta mostrarse tal como es hoy. Nuestro entrevistado señala que el descubrimiento de conchas, caparazones de caracoles y fósiles de peces antiguos conformaban todo un ambiente marino que existió en ese momento y que dan cuenta que esta parte de la entidad oaxaqueña es un gran laboratorio para geólogos de todo el mundo. 

Ante tales hallazgos, Jorge Jiménez quedó maravillado de la riqueza de esta región, situación que lo llevó a considerar residir permanentemente en esta localidad desde el año de 1994. Los descubrimientos que puedo hacer los incorporó a su tesis de licenciatura donde cuestionó: “… había rocas que no podían fecharse porque no había Macrofósiles y la única manera era a través de la Palinología (basado en la capacidad del polen y esporas para ser fosilizados que pueden ser transportados por el viento, o a través de otros vectores como los animales, y depositados sobre diferentes materiales) método que permitido fechar a los cientos de piezas halladas en esta parte de la mixteca y que puedo decir con certeza que las más antiguas se han fechado cera de los 200 millones de años …”.         

De manera detallada, con mucho entusiasmo y gran paciencia, Jorge Jiménez nos da una explicación muy detallada para los que no estamos familiarizados con estos temas, donde señala que en esta parte de la mixteca existen cientos de kilómetros de un vasto territorio lleno de piezas petrificadas aún por descubrir, el cual refiere:

“… hay que recordar que los continentes como hoy los conocemos no eran así, sino que formaban un super continente llamado Pangea, y es precisamente un poco antes del periodo Jurásico cuando empieza la separación de este gran continente en partes, a la par las condiciones atmosféricas fueron cambiando y creando un clima muy húmedo que se forjo entre los continentes cuando empezaban a formarse el mar que se abría paso entre los nuevos continentes, quedando atrapados al interior de los continentes lagunas de mar que con el trascurrir del tiempo empezaron a desecarse.

  • museo
  • El museo geológico cuenta con una única sala que es parte de un edifico muy deteriorado, donde las autoriades no han volteado a apoyar este importante lugar.
  • Lo que posteriormente comenzó a marcar en la época jurásica un clima árido y seco, que junto con el surgimiento y la existencia de grandes volcanes trazaron el relieve de los nuevos continentes, donde estos cambios y con las continuas erupciones volcánicas comenzaron a fosilizar a las especies vegetales y animales que existieron y que quedaron sepultadas como capsulas de tiempo en lo que hoy es la mixteca. De ahí que esta parte de la mixteca sea rica en cientos de fósiles que se encuentra esparcido por todo esta parte de Tezoatlan”. Narra nuestro entrevistado.

    Con cerca de 20 años de residir en Tezoatlan de Segura y Luna, ha llevado al ingeniero Jorge Jiménez a descubrir más de 600 piezas petrificadas de todo tipo, las cuales fueron confinadas en cajas de cartón y en botes de aluminio debido a la falta de un lugar donde almacenarlas. Pero su perseverancia y compromiso con esta región lo hizo tocar diferentes puertas de oficinas del Gobierno del Estado de Oaxaca y del Gobierno Federal para solicitar ayuda para la fundación de un museo comunitario de sitio, presentando en esas dependencias su proyecto para resaltar la importancia que tiene estos hallazgos para el mundo académico y de la investigación en esas áreas del conocimiento que dan cuenta de la prehistoria de la región mixteca.

    Y a pesar de la cerrazón y falta de visón de las distintas autoridades estales y federales, su ánimo no ha decaído, y ha sido con el trabajo de los miembros de la localidad de Rosario Nuevo que en el año de 2009 montaron un rustico museo geológico para esta localidad, mismo que abrió sus puertas con escaso inmobiliario para dar a conocer las piezas halladas.

  • panoramica
  • Esta parte de la mixteca sea rica en cientos de fósiles que se encuentra esparcido por todo esta parte de Tezoatlan.
  • Ubicado en la cabecera de esta localidad, el museo geológico cuenta con una única sala que es parte de un edifico muy deteriorado, construcción sobre la cual fue parte de una escuela, sus “exhibidores” derruidos e improvisados con viejas vigas y cajas de madera muestran las cientos de piezas rescatadas que colocadas dan testimonio de la historia de este lugar.

    La explicación es presentada por el geólogo Jorge Jiménez, que con una modesta cuota de diez pesos, el visitante queda admirado por las piezas que se han podido rescatar y dan cuenta de su historia. Como parte del recorrido el geólogo lleva personalmente a los visitantes a recorrer los lugares fiscos donde fueron halladas esas piezas. Por el mismo costo el geólogo conduce los interesados a los puntos donde se hayan arboles petrificados que todavía semi enterados dan cuenta de la existencia de un bosque que data de la época jurásica.

    El recorrido que nos da el geólogo nos lleva a un lugar conocido por los lugareños como el “Arrollo del Águila”, lugar donde han sido hallados el mayor número de piezas que datan de la era Mesozoica y sus diferentes periodos como el Cretácico, Jurásico y Triásico, mismo que según Jorge Jiménez corresponde a los cambios de las eras geológicas detectados por la información proveniente de los suelos que formaban parte la placa continental y del lecho marino por las que paso esta región en cientos de millones de años.

    De ahí, señala nuestro entrevistado, que esta parte se encuentran crustáceos y conchas de caracoles marinos, como las extremidades de algunos de los grandes reptiles que dominaron la tierra hace millones de años.

    Al volver a preguntarle al geólogo si las autoridades y/o centros de investigación existentes en el país no han intentado acercarse a ofrecer sus apoyos, a lo cual el geólogo contesta que: “no, cada que son tiempos electorales estatales o federales, los políticos sólo se aparecen por acá para tomarse la foto, ese fue el caso del señor Gabino Cue, que en una gira que hizo durante su campaña electoral por la ciudad de Huajuapan me acerque al él para mostrarle las fotos y para a platicarle sobre la importancia de la construcción de un museo y centro de investigación y él sólo se concretó a dar me una palmada en la espalda y me dijo que lo consultaría con sus asesores. Es fecha hasta el día hoy que no ha dado respuesta a mi solicitud verbal planteada.

  • zona
  • Zona de rescate de árboles petrificados.
  • Por otra parte, he solicitado apoyo a distintas instituciones de educación superior y centros de investigación de universidades y lo primero que quieren es apropiarse de las piezas halladas para que queden en el acervo de sus activos y poderlas catalogar como descubrimientos de ellos. Situación que para las gentes de Rosario Nuevo y para su servidor es inaceptable, ya que el museo como todo lo descubiertos que se han realizado en su territorio es parte de su identidad, es parte de ellos, y mejor hemos decidido que con nuestros propios recursos y nuestras fuerzas vamos armando un modesto museo con lo que tenemos.

    En Tequio es como hemos rescatado las piezas, pero cabe destacar que ha sido con el trabajo de las gentes grandes de Rosario Nuevo las que son más entusiasmo y tiene más ganas por aprender sobre los hallazgos hechos, que poco a poco van a revelando sus secretos.  Por eso los miembros de la comunidad colaboran de distinta manera en la protección y mantenimiento del museo, la vigilancia de las zonas físicas en donde se haya cientos de piezas detectadas en el suelo de cuidando que no haya buscadores clandestinos que vengan a saquear estos tesoros. La ciencia y cultura no es prioritario para los gobiernos, eso no deja votos. Bueno, así lo vemos nosotros.” Señala el geólogo.  

     Finalmente indica Jorge Jiménez Rentería que jamás en los anales de la geología moderna había visto en el mundo yacimientos tan grandes de fósiles como los que hay en Rosario Nuevo.

    Y remata diciendo: “No termino de maravillarme de tan importantes hallazgos que seguimos realizando en esta parte de la mixteca. Y espero tener salud para cumplir con el compromiso contraído con la comunidad para poder construir un museo más decente donde puedan ser admiradas las cientos de piezas que aún se encuentran en cajas y botes, y para que el mundo entero pueda contemplarlas”.

    Fotos: Ricardo García Jiménez